Otoño de 1941

Gueto de Varsovia, Polonia

"Su consuelo será el pensamiento de que esto deberá terminar algún día, y luego seremos felices nuevamente juntos. Nuestras añoranzas el uno por el otro no tienen límites."
Su Mamusha [mamita]

Carta del gueto de Varsovia

Yosef y Perla (de soltera Kolik) Tytelman vivían en Varsovia. Tenían tres hijos: Samuel (nacido en 1921), un nadador que participó en competiciones representando a Macabi; Rachel (nacida en 1922) y Rega (Rivka, nacida en 1925). Al estallar la guerra Yosef, Samuel y Rachel escaparon de Varsovia. Yosef y Rachel llegaron hasta Bialystok. Rega y Perla permanecieron en Varsovia. Algún tiempo después Samuel consiguió regresar a Varsovia y se reencontró con su madre y hermana. En 1940 Yosef y Rachel fueron exiliados a Siberia y de allí llegaron a Kazajistán. Samuel, Rega y Perla fueron confinados en el gueto de Varsovia y asesinados. Después de la guerra Yosef y Rachel regresaron a Polonia y luego emigraron a la tierra de Israel (Palestina del Mandato Británico) en el barco "Éxodo".
En su carta póstuma desde el gueto de Varsovia Perla, Samuel y Rega expresaron su profunda preocupación por Yosef y Rachel y sus esperanzas de volverse a encontrar.

Carta póstuma que Perla Tytelman, y sus hijos Samuel y Rega enviaron desde el gueto de Varsovia al jefe de la familia, Yosef (Yuzek), y a Rachel en Siberia, 1941

Mis amados Yosef y Racheliu
Desde Julio no he tenido noticias de ustedes, excepto por una postal solitaria desde Arcángel [Rusia]. No sé más qué pensar. Después de todo otros reciben cartas, incluso desde Arcángel. El hijo de Feigenbaum, por ejemplo, está ahora en… [Siberia], y sus padres recibieron esta semana una larga carta de él. ¿Por qué no tengo señales de ustedes? ¿Cómo viven allí, sin estar preparados para ese terrible frío? Quise enviarles alguna ropa de abrigo, pero no pude hacerlo hasta ahora…

Estoy haciendo todo lo posible para traerlos de vuelta, y ha costado mucho dinero. No sé si va a resultar algo de eso. Schiffmanowitz está en Slonim y está en una excelente situación económica. Escríbanle, mis amores. Quiero verlos. Estoy reuniendo todas mis fuerzas para sobrevivir para ustedes. Pero ustedes, mis queridos, deben demostrar su valentía, deben demostrar que son capaces de superar este castigo inmerecido y el deambular con entereza y dignidad. Su consuelo será el pensamiento de que esto deberá terminar algún día, y luego seremos felices nuevamente juntos. Nuestras añoranzas el uno por el otro no tienen límites.

Mientras fue posible, trabajé hasta caerme. Ahora nuestras opciones han disminuido, y me será más difícil, pero haré todo lo posible para sobrevivir, por el bien de los niños y por ustedes. Escríbanme y cuéntenme cómo se ven. ¿Tienen para comer, qué vestir? ¿Les permitirán viajar a Vilna o a otro lugar? ¿Mi dulce Racheliu permanece bella como siempre en esas terribles condiciones? ¿Cómo está Tatush [papito] con su corazón? Recuerden, deben sobrevivir, aunque fuese por nosotros. Mi querida Racheliu, te pongo al cuidado de tu padre, estoy segura que eres digna de ello, ya que has crecido tanto este año, y has acumulado experiencia que te será útil en la vida.

Y tú, Yuzhiko, mi amor, debes ser no sólo un padre, sino también una madre para Racheliu, porque esta es una tarea sumamente pesada para alguien tan joven. Deposito todas mis esperanzas en la voluntad de ustedes. Nosotros estamos gracias [a Dios] sanos. Samek completó sus estudios de electrónica. Está buscando trabajo, lo cual es muy difícil de conseguir. Rega ha crecido, y se ha convertido en una bella niña, es una lástima que no puedan verla. Me encuentro con la familia Notman. Ellos tampoco reciben cartas de él, sólo de su hija. ¿Cómo está Marian Flatow y otros amigos que comparten su pesado destino? ¿Están en contacto con Manya, Avraham o Wintal? Que tengan salud. Los beso fuertemente y envío saludos a sus amigos.

 Su Mamusha [mamita]


¡Queridos papito y Racheliu! Soy yo, Rega.
Queridos míos, hace mucho que no teníamos noticias de ustedes. Mamá, Samek y yo hacemos turnos para tener la única carta que recibimos. Aquí todo ha cambiado un poco en el último mes y medio.

Samek ha estado estudiando electrónica y por las tardes estudia para ser técnico dental. Ya me ha llenado una cavidad en uno de mis dientes. Hasta ahora mamá estuvo ganando dinero y recientemente comenzó a ayudarme con las tareas de la casa. Sepan que soy una excelente cocinera. Querida Racheliu, me han dicho varias veces que me parezco a ti (no yo, lo dicen algunas de tus amigas). Querido papá, ¿cómo te sientes con el reumatismo, que Racheliu mencionó? Debo finalizar, porque Samek dice que no le va a quedar lugar. Racheliu, recuerda, si pudiera verte ahora, nunca más discutiría contigo.

Los beso un millón de veces.
Rega


¡Queridos papito y Racheliu!
Escribo el último para dejar a las señoras firmantes más arriba lugar para sus chácharas. Ya lo han dicho todo y no me dijeron nada de lugar. Al mismo tiempo mamá regó la carta con sus lágrimas.

Como ya lo saben, hemos recibido de ustedes una sola tarjeta desde julio. Aparte de eso, recibimos un mensaje por medio de Luzer, y le estamos muy agradecidos. En este tiempo les hemos escrito por lo menos diez cartas y no recibimos ni una sola respuesta, de modo que nos morimos de preocupación por lo que pudiera ocurrirles. Querida Racheliu, no pienses que nos hemos olvidado de ti. Te estoy enviando una carta desde […], de cada uno, de todos tus amigos, una carta que te alegrará mucho y te hará recordar los tiempos y momentos que compartimos. La situación es bastante mala ahora, porque nos han encerrado en el que llaman barrio judío. También en casa hubo muchos cambios. Ahora vivimos en el dormitorio [de los padres]. Ya sabes que es lo que he estado haciendo. Debo finalizar, a pesar de que tengo mucho más para decir.

¡Recuerda! Lo más importante es no preocuparse demasiado y aguantar. Ya nos veremos seguramente. Mamá está friendo chuletas ahora. Te mandaría una pero la oficina de correos seguramente no la aceptará.
Samek 

  Vea la carta