3 de abril de 1941

Riga, Letonia

Carta de agradecimiento de Zalman, de nueve años

Frieda Levinson vivía en Riga con su esposo Zelik, su hijo Zalman, de nueve años, su madre Sara Lohak y otros parientes. Su hermana, Agnes Hirschberg, había emigrado a Eretz Israel (Palestina del Mandato Británico) en 1936, pero seguía estando en contacto con su familia en Riga. Zalman también enviaba a su tía cartas y dibujos. En abril de 1941 Frieda envió a Agnes una corta tarjeta postal desde Riga. Esa fue la última señal de vida de su familia. Los nombres de los miembros de la familia aparecen en una lista de prisioneros del gueto de Riga. Después de la guerra Agnes recibió la noticia de que su madre Sara, su hermana Frieda, su sobrino Zalman y su cuñado Zelik habían sido asesinados. Su hermano Misha Lohak sobrevivió.

Cartas enviadas por Frieda Levinson y su hijo Zalman, a su hermana Agnes Hirschberg, desde Riga a la tierra de Israel

Dibujo enviado por Zalman Levinson de nueve años desde Riga a la tierra de Israel, para su tía Agnes Hirschberg. En la parte superior del dibujo escribió "casa" en hebreo. Su madre Frieda agregó a la izquierda: "Zima (Zalman) dibujó la casa".


Página enviada desde Riga por Zalman Levinson, de nueve años, a su tía Agnes Hirschberg en la tierra de Israel, en la que escribió en hebreo: "Gracias por el regalo. Zalman Levinson"; también dibujó una estrella de David azul.


La última tarjeta postal enviada por Frieda Levinson desde Riga a su hermana Agnes Hirschberg en 1941. Está escrita en ruso.


Riga, 3 de abril de 1941
Querida Agnes
¿Qué tal? ¿Cómo estás de salud?
Todos estamos sanos y trabajando. Ya te había escrito, pero todavía no recibí tu respuesta. Zima [Zalman] recibió un regalo de cumpleaños de Beka, y le envía a Sonya saludos de Beka y que todos están bien. Por favor házselo saber de inmediato ya que estoy segura de que Sonya está muy preocupada.
Tengo que finalizar, Beka se apresura para ir a la oficina de correos.
Que estés bien, y te deseo sólo cosas buenas.
Frieda
Madre te va a escribir ella misma.
Saludos de Zima.

  Vea las cartas