22 de noviembre de 1942

Westerbork, Países bajos

"¿Todavía recuerdas las canciones? Yo también las canto."

Carta a Ruth

Leah Jurgrau escribió estas palabras a su hija Ruth, de ocho años, en la última carta que escribió desde Westerbork. Ruth estaba escondida en Groninga, en el norte de los Países Bajos.

Leah Friedman y Dov Jurgrau se conocieron en la cubierta de un barco en ruta a la tierra de Israel (Palestina del Mandato Británico) en 1922. Leah había nacido en 1905 en Tarnów, Polonia, y era una de los miembros del movimiento Hashomer Hatzair que constituyeron el grupo de pioneros que fundó el kibutz Beit Alfa. Dov nació en Radautz, Bucovina, Rumania. Viajaba solo y estaba abriendo el camino para sus tres hermanos más jóvenes, que le siguieron más tarde a la tierra de Israel. Leah y Dov se afincaron en Beit Alfa y luego se mudaron a Tel Aviv. Se casaron en 1927 en Jerusalén. Leah trabajaba cuidando niños y Dov era carpintero.

En 1928 la pareja abandonó la tierra de Israel. Dov fue a estudiar arquitectura y carpintería en Alemania y Leah viajó a visitar a su hermano Maks y su hermana Bepi (Pessia) en Ámsterdam. Después de completar sus estudios Dov se reunió con Leah en Ámsterdam y estableció un taller de carpintería. La pareja Jurgraus también se afilió al círculo cultural idishista “Ansky”. Su hija Ruth nació en Ámsterdam en 1934.

Al estallar la guerra la familia Jurgrau intentó infructuosamente escapar de los Países Bajos. En el verano de 1942 Dov encontró un escondite en un apartamento en la ciudad de Groninga, donde se le unió Ruth. Mientras tanto Leah se escondía en la casa de unos amigos holandeses, la familia Boersma, pero fue descubierta y enviada al campo de exterminio de Sobibor, donde pereció. La familia Boersma se negó a ser reconocida como Justos de las Naciones, dado que consideraban que habían fallado en su misión de salvar a Leah, que fue apresada en su casa. Ruth fue sacada del apartamento en el que se escondía con su padre y, con la asistencia de la resistencia holandesa, fue trasladada a una serie de familias holandesas que se hicieron cargo de ella. Sobrevivió mudándose de un lugar a otro. Su padre Dov fue arrestado, enviado a Westerbork y deportado en febrero de 1943 a Auschwitz, donde fue asesinado en diciembre de ése año.

Durante su estancia en los diferentes escondites, Ruth recibió cartas de sus padres, algunas de las cuales se exhiben aquí. Las cartas eran entregadas a la niña por miembros de la resistencia holandesa, que no le permitían que las conservara por temor a que pusieran su vida en peligro. Recibió todas las cartas recién después de que finalizara la guerra. Por lo menos 15 personas estuvieron involucradas en el rescate de Ruth y en el intento de salvar a sus padres.

La mayoría de los salvadores de Ruth han sido reconocidos como Justos de las Naciones: Homme Poort; Alina y Jan Vos; Matheus y Jantje van der Laan; Ritske e Immigje Veenstra; Elisabeth Magnin; Adriana Knappert; Dirk, Gerritje, Wiebren y Akke Oppedijk; Henriette Voute; Anna Stork.

Después de la guerra Ruth fue recogida por amigos de sus padres en Ámsterdam. En 1947, de acuerdo con la solicitud de su tío, el hermano de su padre, Ruth emigró a la tierra de Israel. En 1994 Ruth Jurgrau Lavi entregó Hojas de Testimonio en memoria de sus amados padres, Leah y Dov, y de otros familiares asesinados en el Holocausto.

14 de agosto de 1942

¡Querida Liesje!
¿Cómo estás? ¿Eres feliz allí? Te echo mucho de menos. Sé dulce y no leas demasiado. No es saludable para una niña tan pequeña. Mamá está muy cansada y enferma. Ruégale que venga… escríbele una carta larga, una que nunca escribiste… Quizás mamá vendrá y entones nosotros, papá y tú, podremos estar contentos nuevamente.
Muchos besos de tu papá
Al reverso de la tarjeta escribió:
Queridos amigos, saludos calurosos

y el Señor los recompensará por tanta bondad…
19 de noviembre de 1942

¡Dulce muñeca!
Hace mucho que no recibo una carta tuya. ¿Cómo es posible? ¿Es que ya no dibujas? ¿Te gustaron los libros? ¿O todavía eres demasiado joven? ¿Y el conejito? ¿Y cómo era el caballero [Dov] que vino a visitarte? ¿Le diste un beso en mi nombre? Estoy bien y espero que nos veamos pronto. Entonces celebraremos.
Y ahora mi querida, saludos a los dos pequeños, y a ti, por supuesto, de L. [Leah]
Al reverso de la carta hay un dibujo, y las palabras:
Mi cuarto ¿Comprendes?
Soy yo – linda, ¿eh?


22 de noviembre de 1942

¡Querida!
La carta y el dibujo son maravillosos. A todos les gusta el dibujo. ¿Lo hiciste con la mano derecha o la izquierda?
Estoy contenta de que estás en un buen lugar con los dos pequeños. ¿Estás segura de ser feliz? Espero te estés comportando como una niña grande, y que juegas agradablemente con los niños.
Muchos besos para los tres.
L [Leah]
¿Todavía recuerdas las canciones? Yo también las canto.

  Vea la carta