26 de marzo de 1943

Neede, Holanda

«Espero que puedas quedarte con tus padres adoptivos, que son tan buenos contigo, hasta que regresemos. Es reconfortante para nosotros saber que al menos estás a salvo».

Carta póstuma de Johanna Rosenbaum

Johanna Rosenbaum escribió estas palabras en su última carta durante su encarcelamiento en Neede, en los Países Bajos, a su hija pequeña Betty, que vivía escondida en Eibergen. Betty sobrevivió. Sus padres Johanna y Efraím, y su hermano menor Izaäk Michel Max (Maxje), fueron asesinados durante la Shoá.

Efraím Izaäk Levie (EIL) Rosenbaum y Johanna Frederika Suzanna Zion (Jo) se casaron en 1940 y vivieron en Amsterdam. Efraím era farmacéutico y Johanna, ama de casa. En agosto de 1941, nació su hija Betty, seguida de su hijo Maxje en enero de 1943. Johanna tenía cinco hermanos: Julius, Solomon, Zadok, Wilhelmina y Frieda.

Después del nacimiento de Izaäk, Johanna logró salir de Ámsterdam con sus hijos y llegar a su lugar de nacimiento de Eibergen. Con la ayuda de la clandestinidad holandesa, encontró un escondite para Betty con Albertha y Jan Willem Hageman, padres de dos hijos. Hageman era un empleado del municipio local y un activista clandestino que adquirió documentos falsos y tarjetas de racionamiento de alimentos para judíos, miembros de la clandestinidad y otras personas que necesitaban refugio. Betty fue presentada como una pariente lejana con el nombre de Elisabeth Cornelia Andriessen, cuyo padre fue enviado a un campo en Alemania y su madre no pudo cuidarla. El Joodse-Raad (Judenrat) le pidió a Efraím que permaneciera en su farmacia como trabajador esencial.

Johanna y Maxje fueron escondidas en Neede, no lejos de Eibergen. El hermano de Johanna, Julius, y el prometido de Wilhelmina, Istvan Balint, también se estaban escondiendo allí. Poco después, Efraím fue arrestado y encarcelado en el campo de concentración de Vught, y desde allí fue enviado detenido a las barracas de castigo en Westerbork.

Johanna, Maxje e Istvan fueron informados y enviados a Westerbork. El 30 de marzo de 1943, Johanna y Maxje fueron deportadas a Sobibor, donde fueron asesinadas. Unas semanas después, el 23 de abril, Efraím también fue enviado a la muerte en Sobibor. Su suegra Betje Zion-Gans estaba en el mismo transporte. Los hermanos de Johanna sobrevivieron. Istvan fue asesinado en Sobibor.

El rescatador de Betty, Jan Hageman, también fue informado y arrestado en abril de 1944. Fue interrogado y ejecutado por los alemanes. Su esposa Albertha Hageman permaneció sola con sus dos hijos y cuidó de Betty hasta la liberación.

Tras el final de la guerra, el tío de Betty, Julius Zion, vino a la casa de Albertha Hageman para recoger a Betty. En 1964, Betty emigró a Israel.

En 1999, Betty Kazin-Rosenbaum presentó a Yad Vashem las Hojas de Testimonio en memoria de sus padres, Johanna y Ephraim, su hermano Maxje y sus abuelos paternos, Bertha e Izaäk.

En 2014, a través de la campaña «Reuniendo los fragmentos» de Yad Vashem, Betty le entregó cartas y certificados a Yad Vashem, incluida esta carta de despedida de su madre, Johanna.

Neede, 26 de marzo de 1943

Querida Betty y padres adoptivos [Jan y Alberta Hageman],

Esta es la carta más difícil que he escrito. Nosotros (Istvan* y yo) estamos ahora sentados con Maxje en el cuartel militar de Neede. La gente aquí es buena y nos permite hacer lo que queramos. Adjunto encontrará tarjetas de racionamiento, dinero y un reloj (que probablemente no se me permitirá conservar, de todos modos es nuevo, pero está ligeramente dañado, un broche que me regaló Eil [su esposo, Efraím Izaäk Levi] con motivo del nacimiento de Maxje, y un cepillo de dientes.

Estoy feliz, querida, que no estés con nosotros en este momento, y solo espero que puedas quedarte con tus padres adoptivos, que son tan buenos contigo, hasta que regresemos, con la ayuda de Dios. Es reconfortante para nosotros saber que al menos estás a salvo (porque ahora estoy tratando de llegar a Vught [campo de concentración] donde está tu padre).

Todavía hay muchas cosas con el Barón en Amsterdam que están destinadas a ti (zapatos, abrigo, vestidos, etc.). ¿Quizás tus padres adoptivos podrían ir allí, una vez que todo se haya calmado, y discutir esto con ellos? Si es seguro donde estás ahora, preferiría que te quedaras allí. Puedes quedarte en la casa del Barón, por supuesto, después de que se hayan mudado. Saludos cordiales a todos.

Mi querido hija, espero que nos volvamos a encontrar con buena salud y con optimismo para el futuro. Mientras tanto, espero que tus padres y abuelos adoptivos disfruten tu presencia. Te mando mil besos, mi querida niña.

Mamá

*Istvan Balint era el prometido de Wilhelmina Zion, la hermana de Johanna Rosenbaum, quien escribió la carta. Wilhelmina sobrevivió. Istvan fue asesinado en Sobibor.

   Vea la carta