Visitas
Horario de visita a los museos, exposiciones y la Sala de los Nombres:

Domingo a miércoles: 9:00 - 17:00. Jueves: 9.00 – 20.00.
Viernes y vísperas de fiestas: 9:00 - 14:00.
Yad Vashem está cerrado los sábados y días festivos judíos.

A Yad Vashem en coche:
Para más información para el visitante pulse aquí

Los últimos guetos y campos

Al aproximarse el ejército soviético los alemanes aceleraron el proceso de liquidación de los campos, asesinando o evacuando a los prisioneros. Los guetos de Minsk, Bialystok, Lvov, Cracovia y Vilna fueron liquidados hasta el otoño de 1943. Los de Kovno (Kaunas) y Lodz siguieron existiendo hasta agosto de 1944.
Lea más…

Últimos guetos

Los últimos guetos de Bielorrusia fueron liquidados en el otoño de 1943. El de Minsk dejó de existir el 23 de septiembre de 1943. El de Bialystok fue uno de los últimos que subsistió en Polonia oriental. En agosto de 1943 tenía todavía alrededor de 30.000 habitantes. El presidente del Judenrat, Efraim Barasz, montó instalaciones industriales con la esperanza de prolongar la vida del gueto convertiéndolo en vital para la economía de guerra alemana. Esperaba también que el avance soviético provocase el colapso del frente alemán y allanase el camino para la liberación del gueto por el Ejército Rojo. Pero también aquí consideraciones ideológicas tuvieron primacía sobre necesidades económicas. El 16 de agosto de 1943 los alemanes comenzaron la liquidación del gueto. Al igual que en otros guetos de Europa oriental el movimiento clandestino judío trató de oponerse a la deportación, pero la revuelta fue brutalmente reprimida. El gueto de Lvov fue liquidado en junio de 1943, el de Cracovia en marzo de 1943. En septiembre de ese año los otros guetos de la zona fueron exterminados

El gueto de Vilna fue liquidado en septiembre de 1943. Alrededor de 3.700 judíos fueron trasladados a campos en Estonia y Letonia y unas 2.000 mujeres transferidas al campo de Klooga cerca de Talinn. El gueto de Kovno funcionó como un campo de trabajo hasta mediados de agosto de 1944. Unas dos semanas antes de la llegada de las tropas soviéticas los últimos judíos fueron transportados a varios campos en el oeste. Los últimos judíos de Letonia fueron concentrados en el campo de Kaiserwald. La mayoría de ellos pereció en ese sitio. El remanente de los judíos que aún permanecían en los campos  de Estonia  fueron transferidos a Stuthoff, cerca de Danzig, en 1944. En la segunda mitad de ese año los alemanes reunieron allí cerca de 50.000 judíos y los condujeron hacia el oeste en una “marcha de la muerte”.

Últimos campos

Al acercarse el Ejército Rojo a la frontera polaca, los alemanes aceleraron el proceso de liquidación de los campos. Muchos prisioneros fueron asesinados en el lugar, mientras que otros fueron evacuados hacia Alemania. El eliminación definitiva de los judíos en los campos de la zona de Lublin comenzó en noviembre de 1943, bajo el nombre en clave de Erntfest, festival de la cosecha. Después de la ola de deportaciones de junio a septiembre de 1942, los remanentes de las comunidades de Polonia central fueron concentrados en guetos tales como Radom, Kielce, Czestochowa y Piotrkow Trybunalski. Para mediados de 1943 todos fueron liquidados. Trabajadores en condiciones físicas adecuadas fueron confinados en campos de trabajo alrededor de Czestochowa y Piotrkow. De allí fueron evacuados a campos en Alemania a fines de 1944.

El 23 de agosto de 1944 fue liquidado el gueto de Lodz y la mayoría de los  70.000 habitantes que aún quedaban allí fueron deportados a Auschwitz.