Visitas
Horario de visita a los museos, exposiciones y la Sala de los Nombres:

Domingo a miércoles: 9:00 - 17:00. Jueves: 9.00 – 20.00.
Viernes y vísperas de fiestas: 9:00 - 14:00.
Yad Vashem está cerrado los sábados y días festivos judíos.

A Yad Vashem en coche:
Para más información para el visitante pulse aquí

Infancia durante el Holocausto

La ceremonia está dedicada a alumnos de escuela primaria.

Desarrollo de la ceremonia:

Introducción

  • La vida antes del Holocausto
  • La época de la guerra
  • Las esperanzas y los sueños
Holanda, Ámsterdam, Ana Frank

Eva Heymann

Interior de la Sinagoga de Eizensztadt, Austria, 1930

Cantor Melik, Haillot, Bélgica, antes de la guerra

Ceremonia de entrega de la Torah (Rollos de la Ley), Pápa, Hungría, antes de la guerra

Soldados alemanes rompiendo la barrera de la frontera

Clase de niñas en la escuela, antes de la guerra, Polonia

Edificio de la escuela judía de Ámsterdam, Holanda

Clase en una escuela judía, Ámsterdam, Holanda

Distintivo Amarillo que la niña Vered Wader debía llevar en su ropa

Deportación de los judíos de la aldea Kusag, Hungría, 1944

Varsovia, Polonia, niños sentados en el pavimento pidiendo limosna

  1. N, Morgenstern, Quería volar como una mariposa, Yad Vashem, Jerusalén, 1995, pág. 3. 
  2. Gilbert Blum nació en Francia en 1931. Su familia permaneció escondida desde 1942 hasta 1944. En 1944 logró escapar con un grupo organizado de niños a Suiza, que era neutral durante la guerra, y allí vivió en casa de su tía.
    ”A mediados del año 1943, la policía comenzó a buscar a los judíos en sus casas. Generalmente llegaban a ellas por denuncias de sus vecinos. Por eso, el día que atraparon a nuestros vecinos judíos, que habitaban el piso de arriba, nos fuimos a vivir a una vivienda pequeña y descuidada que se ocultaba detrás de un edificio cercano a la sinagoga.
    Estuvimos en esa vivienda algunos meses y llegué a los trece años. No tenía ninguna esperanza de festejar el Bar Mitzvá, por eso me sorprendió tanto cuando papá me trajo –quién sabe de dónde – filacterias. El sábado por la mañana todos fuimos a la sinagoga, y yo subí a la Torá. Al final de la plegaria, los asistentes abandonaron rápidamente la sinagoga y, a pesar de la situación de emergencia, ¡recibí no menos de sesenta y cinco regalos!”

    Fuente: Noemí Morgenstern, A escondidas, Yad Vashem, Jerusalén, 1995, págs. 42-43.
  3. E. Heymann, Diario de Eva Heymann, Yad Vashem, Jerusalén, 1964, pág. 25.
  4. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, Yad Vashem, Jerusalén, 1996, págs. 31-32. 
  5. B. Dagan, Hoy me lloró la sirena, Yad Vashem, Jerusalén, 2002, pág. 8.
  6. E. Heymann, Diario de Eva Heymann, pág. 47.
  7. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, pág. 40.
  8. N. Morgenstern, Quería volar como una mariposa, pág.12.
  9. Y. Teitelbaum, A través de nuestros ojos – los niños experimentan el Holocausto, Editorial Dudu, Kiryat Arba, 1993, pág. 37.
  10. E. Heymann, Diario de Eva Heymann, págs. 59-60.
  11. Ibid., págs. 59 - 60.
  12. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, pág. 49.
  13. E. Heymann, Diario de Eva Heymann, págs. 73-74.
  14. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, pág. 47.
  15. M. Greenbaum, Esperanza en el abismo, Yad Vashem, Jerusalén, 1996, págs. 82-84.
  16. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, pág. 47.
  17. B. Dagan, Hoy me lloró la sirena, pág.18. 
  18. N. Morgenstern y C. Sagui, Niños adultos, pág. 33.
  19. Ibid.
  20. Ibid., pág. 22.
  21. S. Rapaport, Entre nuestro ayer y nuestro mañana – Colección de fuentes para las ceremonias conmemorativas, Yad Vashem, Jerusalén, 1997, pág. 184.