A través de la lente de la historia

Un vistazo al pasado
La visita de la familia Lichtman a la familia Klein en Munkács y Batyu

Rare Color Footage Depicting Jewish Life in the Shtetl Before the Holocaust Painting of the killing pit in the town   Más fotos

La película fue filmada en la casa de los padres de Dora, Jaim Tzvi-Hirsch y Nina Klein, y en el pueblo de Batyu, a unos 30 km de Munkács, donde vivían el hermano de Jaim Tzvi, Moshé y su esposa Tzila.
El hijo de Jaim Tzvi-Hirsch, David, estaba casado con Ilona la hija de Moshé y Tzila y ambos vivían en la casa de los padres de la mujer en Batyu.

Oskar, el hijo de David e Ilona, donó la película a Yad Vashem y ayudó a identificar a los miembros de la familia que aparecen en el filme, a la vez que explicó lo que le ocurrió a cada uno de ellos.

Jaim Tzvi-Hirsch y Nina Klein fueron enviados al gueto de Munkács. En mayo de 1944 sufrieron la deportación a Auschwitz y allí fueron asesinados.

La hija de ambos, Marishka Schwartz (Klein) vivía en Hungría. También ella pereció durante la guerra. Se desconocen las circunstancias de su muerte. El hijo, David Klein su esposa Ilona y los muchachos de ambos, Oskar y Yehoshua (Tibor) fueron encerrados con los demás judíos de Batyu en el gueto de  Beregsas (Berehovo). Durante la segunda quincena de agosto de 1944 David Klein, su esposa e hijos y los padres de ella Moshe y Tzila fueron deportados a Auschwitz. David pasó la selección en el campo. Murió en 1945 durante una “marcha de la muerte” que salió de Buna-Monowitz. Su esposa Ilona fue asesinada en la cámara de gas junto a su hijo Yehoshua. Oskar sobrevivió.

Otras dos hijas de Moshe y Tzila aparecen en la película: Aliza (Bazka) Klein, quien sobrevivió, y Gizi Horshtein. Gizi pereció en Auschwitz. Se desconoce las circunstancias exactas de su muerte.

Con la ayuda de Oskar Klein, los investigadores del Archivo de filmes de Yad Vashem identificaron los lugares y las personas que aparecen en la película. Además de preservar el material para la posteridad en el archivo, el filme, que está a disposición del público, permite echar un vistazo a la vida de una familia de Munkács y Batyu en la época de entreguerras, conmemora y preserva los rostros y los nombres de algunas de las víctimas del Holocausto.