En vísperas del Año Nuevo

De nuestra colección

Calendario hebreo elaborado por Moshé Menajem Herstik en el campo de Ilia, en el sur de Transilvania, Rumanía, 1942-1943

Moshé Menajem y Rajel Herstik vivieron en la ciudad de Lupeni, en el sur de Transnistria, Rumanía, con sus nueve hijos: Mordejai (estudiante de yeshivá que sucumbió a la neumonía antes de la guerra), Alexander-Sender, Shlomó, Raizel, Shalom, Yehudá (falleció de muerte súbita), Yejezkel, Zehava y Shmuel Yosef. Moshé se ganaba la vida con el comercio, pero su negocio sufrió como resultado de la depresión económica de finales de los años 20 y principios de los 30. La familia mantenía un estilo de vida jasídico y tenía inclinaciones sionistas. Moshé quería emigrar con su familia a la tierra de Israel (Mandato Británico de Palestina), pero su situación financiera le impidió hacerlo.

En julio de 1941, los Herstik fueron deportados de Lupeni, dejando atrás todas sus pertenencias. Fueron confinados en el campo de Nalacz, ubicado en un castillo abandonado, y trasladados al campo de Sacel varias semanas después. En diciembre fueron llevados al campo de Ilia. Dos de los hijos de Moshé y Rajel fueron reclutados en los campos de trabajos forzados: Alexander en un campo en Transnistria y Shlomó en un campo en el sur de Transilvania.

En Ilia, Moshé logró crear una sinagoga y una sala de estudio para niños en una de las habitaciones del campo, para que los niños y adolescentes no deambularan sin nada que hacer mientras los adultos se iban a realizar trabajos forzados en el área. Moshé decidió elaborar un calendario hebreo de su memoria, para el uso de los judíos encarcelados allí. Yejezkel, de 11 años cuando llegó a Ilia, recuerda en su testimonio que los reclusos del campo querían celebrar el Bar Mitzvá de sus hijos en la fecha hebrea en lugar de la fecha gregoriana, y organizar los servicios conmemorativos para sus seres queridos que habían muerto o habían sido asesinados. Moshé realizó sesiones de estudio e incluso preparó una obra de teatro de Purim con sus alumnos. Su familia vivía junto a la sinagoga y la escuela hebrea (jeder).

Shlomó escapó del campo de trabajo y llegó a Bucarest, donde se convirtió en activista en los círculos sionistas. Alexander también logró escapar y se unió a Shlomó en Bucarest. Shlomó consiguió un «Certificado» (permiso de inmigración) para la tierra de Israel para Alexander, y en 1944, Alexander abordó el barco «Mefkure» a la tierra de Israel junto con unos 300 ma'apilim (inmigrantes ilegales). El 5 de agosto, el barco fue bombardeado, aparentemente por un submarino alemán, y se hundió. Todos, excepto cinco de los pasajeros, se ahogaron, incluido Alexander.

El campo de Ilia fue liberado por el Ejército Rojo en octubre de 1944. Los Herstik se mudaron a Arad e inmigraron a Israel en 1948. Moshé conservó el calendario hebreo que había compilado hasta el día de su muerte. Cuando las páginas comenzaron a desintegrarse, el hijo de Moshé, Yejezkel, decidió donarlas a Yad Vashem como parte del proyecto «Reuniendo los fragmentos».

Reconstruir un calendario desde la memoria requiere esfuerzo y una gran cantidad de conocimientos previos, y en estas circunstancias, era potencialmente mortal. La determinación de conocer la fecha cada día, de celebrar el Shabat y las festividades judías, de ser en esencia un maestro de su propio tiempo, permitió a Moshé Herstik preservar su humanidad y su espíritu judío.