Visitas
Horario de visita a los museos, exposiciones y la Sala de los Nombres:

Domingo a miércoles: 9:00 - 18:00.
Jueves: 9.00 – 20.00.
Viernes y vísperas de fiestas: 9:00 - 14:00.
Yad Vashem está cerrado los sábados y días festivos judíos.

A Yad Vashem en coche:
Para más información para el visitante pulse aquí

Mapa de Yad Vashem

Mapa de Yad Vashem

El piso de entrada del Centro de cisitantes, construido en vidrio y concreto, sirve como punto de orientación, información, recepción y reunión. Está abierto en todas direcciones, con vista a la sede de Yad Vashem y el paisaje circundante. En el piso inferior, con vista al valle, se hallan los servicios para el visitante: la cafetería, lavabos y guardarropa. Debajo de este piso está ubicado el estacionamiento. 
Arquitecto: Moshé Safdie. 

El Centro de libros y recursos está situado en el nuevo complejo de entrada de Yad Vashem y está administrado por Steimatsky’s Group Ltd. El centro ofrece al visitante una amplia gama de libros de referencia, multimedia, memorias, y literatura sobre el Holocausto. Los 300 metros cuadrados del edificio sirven de centro de referencia y acepta órdenes de compra y solicitudes de los visitantes sobre el Holocausto y la Segunda Guerra Mundial en varios idiomas. El centro también ofrece a la venta las publicaciones de Yad Vashem así como materiales educativos producidos por su Escuela Internacional para la Enseñanza del Holocausto. 

El restaurante y cafetería kosher, situado en el piso inferior del Centro de Visitantes, ofrece comidas calientes y ligeras.
Tel: 972 2 6419935.

En Yad Vashem se han plantado árboles en homenaje a aquellos no judíos que actuaron de acuerdo a los más nobles principios humanitarios y arriesgaron sus vidas para salvar judíos durante el Holocausto. Pequeñas placas al lado de cada árbol indican el nombre y el país de origen de los homenajeados. 

Las nuevas galerías subterráneas del nuevo Museo narran la historia del Holocausto desde el punto de vista del pueblo judío. La narrativa cronológica y temática se centra en describir el mundo de los judíos que vivieron –y murieron– bajo los nazis y sus colaboradores. La exhibición utiliza una variada colección de objetos originales, testimonios, fotografías,documentos, arte y medios audiovisuales. 
Para más datos sobre el Museo de Historia del Holocausto, pulse aquí

Los nombres y datos personales de millones de víctimas han sido inscritos en Hojas de Testimonio, simbólicas lápidas creadas por los sobrevivientes en memoria de sus seres queridos y preservadas en la Sala de los Nombres. Con el firme propósito de recolectar nombres adicionales antes de que sea demasiado tarde, Yad Vashem solicita la colaboración del público en el cumplimiento de esta sagrada misión. Para llenar Hojas de Testimonio, pulse aquí

En el nuevo Museo de Arte del Holocausto se exhibe la mayor colección en el mundo de arte proveniente de los guetos, campos de concentración, escondites y otros lugares en los cuales era prácticamente imposible la creación artística. Estos trabajos reflejan el verdadero espíritu de las víctimas y sobrevivientes. El Museo de Arte del Holocausto incluye también un centro de información y el primer archivo computarizado en el mundo sobre el arte y los artistas del Holocausto.

En la nueva sinagoga, los visitantes podrán recitar el Kadish por sus seres queridos, orar en forma individual, participar en actividades de culto comunal, o realizar servicios religiosos en memoria de comunidades desaparecidas. En el edificio se exhiben objetos rituales de sinagogas europeas destruidas. 

En el Pabellón de Exhibiciones se realizan todo tipo de exhibiciones históricas, temáticas y artísticas. Estas exhibiciones permiten apreciar en forma especial el mundo interior y exterior de las víctimas y de los sobrevivientes contribuyendo al esfuerzo permanente por entender el significado del Holocausto. 

El centro permite tanto a grupos como a individuos trabajar con materiales audiovisuales en pantallas de grandes dimensiones o de tamaño individual. Estos materiales incluyen documentales, películas y testimonios de sobrevivientes realizados por Yad Vashem y por otras organizaciones. Destaca entre tales materiales la Colección para la Historia Visual, de la Fundación Steven Spielberg para la Historia Visual del Holocausto. 

El centro permite a los visitantes explorar los dilemas históricos, temáticos y morales relacionados con el Holocausto. A través de actividades de aprendizaje individuales o dirigidas, las computadoras del centro proveen acceso a una amplia base de información proveniente de historiadores reconocidos internacionalmente, filósofos, y de la Base de Datos de Yad Vashem. El Centro de Aprendizaje está abierto a grupos organizados, grupos independientes e individuos. 

Imponente edificio donde los visitantes pueden rendir su homenaje a la memoria de las víctimas. En el piso están grabados los nombres de 22 lugares que fueron en su tiempo campos de exterminio, concentración, tránsito y muerte, escogidos entre los cientos de lugares similares que existieron a lo largo y ancho de Europa. Una llama eterna alumbra permanentemente la lápida debajo de la cual yacen cenizas, traidas de los campos de exterminio. 
Arquitecto: Aryeh Elhanani 
Llama eterna: Kosso Eloul 
Puerta sur: David Palombo 
Puerta oeste: Bezalel Schatz 

El Pilar del Heroísmo es un homenaje a la resistencia judía durante el Holocausto. En la inscripción en el pilar se puede leer: “Ahora y para siempre, en memoria de los que se rebelaron en los campos y los guetos, que lucharon en los bosques, en la resistencia y en las filas de las fuerzas aliadas, que en forma heroica llegaron hasta Eretz Israel, y que murieron santificando el nombre de Dios.” Escultor: Buki Schwartz. 

Este monumento conmemorativo, construido en una gruta subterránea, es un tributo a los aproximadamente millón y medio de niños judíos que perecieron durante el Holocausto. Al caminar por el monumento, el visitante puede oir los nombres de niños asesinados, sus edades y sus países de origen. Arquitecto: Moshe Safdie. 

Un homenaje al gran pedagogo judío-polaco, Dr. Henryk Goldschmidt, conocido por el seudónimo de Janusz Korczak, director de un orfelinato en el gueto de Varsovia. A pesar de sus esfuerzos por salvar a los casi 200 niños allí internados, Korczak y los niños fueron enviados al campo de exterminio de Treblinka el 5 de agosto de 1942. Escultor: Boris Saktsier. 

El archivo contiene la mayor colección en el mundo de documentos históricos sobre el Holocausto, con aproximadamente 200 millones de páginas, más de 480.000 fotografías y miles de testimonios de sobrevivientes en audio y video. Este material está a disposición del público y puede ser consultado en salas especialmente ambientadas. La biblioteca de Yad Vashem contiene la más extensa y completa colección de libros sobre el Holocausto, incluyendo más de 115.000 volúmenes en varios idiomas así como miles de diarios y periódicos. Arquitecto: Danny Lansky. 

Su objetivo es promover la enseñanza del Holocausto y la transmisión de su legado a las nuevas generaciones, ofreciendo actividades educativas a colegiales, estudiantes universitarios y soldados; organizando seminarios para educadores de Israel y del extranjero; realizando conferencias; y ofreciendo cursos vía internet. El equipo de expertos que trabaja en la Escuela ha desarrollado una amplia variedad de programas educativos sobre el Holocausto. 
Para mayor información, llamar al 02-6443654 
Arquitectos: David Guggenheim y Daniel Minz 

El Instituto Internacional de Investigación del Holocausto realiza proyectos de investigación, organiza seminarios internacionales y conferencias y coordina proyectos conjuntos con otros institutos de investigación en el mundo. Asimismo, el Instituto apoya a investigadores jóvenes, publicando sus trabajos y organizando conferencias y debates sobre los mismos. 

Aproximadamente un millón y medio de judíos combatieron contra los nazis, ya sea como soldados en las fuerzas aliadas, partisanos, miembros de los movimientos de resistencia, y en los guetos. El monumento está dedicado a los cientos de miles que ofrendaron sus vidas en la lucha. Escultor: Bernard Fink. 

El mirador es un tributo a los combatientes judíos que se unieron a los grupos de partisanos durante el Holocausto. La escultura ubicada en el centro del mirador se llama “El hombre es un árbol en medio del campo” (Deut. 20:19). El escultor Zadok Ben-David escogió el árbol como el símbolo del combatiente partisano, cuya vida dependía del bosque y de sus árboles como lugar de refugio y escondite. En una de las piedras del lugar está grabada en ídish, hebreo e inglés la letra del himno de los partisanos. Arquitecto: Dan Zur. 

El Valle se extiende sobre una superficie de casi una hectárea, en la zona occidental de Yad Vashem, excavado en la masiva roca natural del lugar. Los nombres de más de 5.000 comunidades judías destruidas o gravemente afectadas durante el Holocausto están grabados sobre sus 107 muros. En el centro del monumento está ubicada la Casa de las Comunidades, que alberga una galería para exposiciones temporales. En la casa se proyecta una película sobre el mundo judío aniquilado durante el Holocausto.
Arquitectos: Dan Zur y Lipa Yahalom. 

El momumento conmemorativo a los deportados fue establecido en Yad Vashem como un homenaje a los millones de judíos transportados como animales en vagones de carga de todas partes de Europa hacia los campos de exterminio. Un vagón de carga alemán auténtico, donado a Yad Vashem por las autoridades polacas, constituye el elemento central de este monumento. En un muro cercano está grabado el testimonio de Avraham Krzepicki, sobreviviente del Holocausto. Arquitecto: Moshe Safdie. 

El Muro del Recuerdo incluye dos esculturas sobre un muro levantado en ladrillos rojos que representa al que rodeaba el gueto de Varsovia. En el centro de la primera escultura, llamada "El levantamiento del gueto de Varsovia", resalta el líder de la rebelión , Mordejai Anielewicz. La segunda escultura, titulada "La última marcha", representa la deportación en masa de los judíos hacia los campos de exterminio. Escultor: Nathan Rapoport.

Este jardín fue establecido en homenaje a los miles de personas no judías que pusieron en juego sus vidas para salvar judíos durante el Holocausto. Sus nombres están grabados en las paredes del monumento en orden alfabético y por países.