La bandera de España en Budapest

Ángel Sanz-Briz

España

Ángel Sanz-BrizÁngel Sanz-Briz
Documento de protección emitido en Budapest por Ángel Sanz-BrizDocumento de protección emitido en Budapest por Ángel Sanz-Briz

Ángel Sanz-Briz fue nombrado encargado de negocios de la legación española en Budapest en el verano de 1944. Inmediatamente después del comienzo de las persecuciones contra los judíos húngaros ofreció en nombre de su gobierno proveer pasaportes a judíos de origen español,  y negociar por su protección con las autoridades de Hungría. Sanz-Briz recibió el consentimiento de otorgar esos derechos a 200 judíos españoles pero los amplió por su cuenta a 200 familias y luego incrementó el grupo una y otra vez. También hizo alojar a judíos en edificios rentados por él en Budapest bajo la protección de la bandera española, al mismo tiempo que colocaba avisos que indicaban que eran propiedades extraterritoriales pertenecientes a la legación española. Asimismo instó al representante de la Cruz Roja Internacional a que colocara letreros españoles en hospitales, orfanatos y clínicas de maternidad, para proteger a los judíos que se encontraban allí. Sanz-Briz actuó heroicamente, logrando salvar a numerosos judíos, cuya mayoría no eran de origen español. El gobierno de su país le ordenó abandonar la capital húngara en diciembre de 1944.

Los supervivientes Enrique y Jaime Vandor recuerdan sus experiencias durante la guerra y el papel de Sanz-Briz en su salvación. Siendo niños recibieron la protección de la legación española en Budapest junto a su difunta madre, Anny Vandor, desde el otoño de 1944 hasta la llegada de las tropas soviéticas. Fueron alojados en una de las "casas españolas" de las cuales estaba prohibido salir. Sanz-Briz se preocupó en hacerles llegar alimentos. Gracias a sus esfuerzos, los Vandor y muchos otros sobrevivieron, y es por ello que siempre lo tuvieron presente en su memoria. Después de la liberación el Sr. Sanz-Briz continuó su carrera diplomática.

El 8 de octubre de 1966 Yad Vashem  reconoció a Ángel Sanz-Briz como Justo de las Naciones.