José Santaella y Carmen Waltraut Santaella

España

Durante la segunda Guerra Mundial el Dr. José Santaella, nacido en 1904 en Baena, España, servía como agregado de agricultura en la embajada de su país en Berlín. Santaella y su mujer, Carmen Waltraut nacida en 1913 en Grethem, Alemania, salvaron las vidas de tres mujeres judías. La pareja fue evacuada en 1943 junto a sus cuatro hijos a una casa de huéspedes situada en una finca en Diedesdorf, cerca de Berlín, que  pertenecía a nobles alemanes. Allí dieron refugio a Gertrude Neumann, una mujer judía que hacía la costura para ellos y a quien pagaban por ese servicio. Ésta les recomendó contratar a Ruth Arndt (más tarde Gumpel), una enfermera pediátrica, para que les ayudara a cuidar a los niños. En abril de 1944 Ruth se entrevistó con el Dr. Santaella y éste la llevó con él a Diedersdorf. También ella recibió pago por su trabajo y compartió las vacaciones con la familia en las montañas de Harz. Fue tratada con calidez y respeto y los Santaellas incluso enviaron tarjetas de racionamiento de alimentos a su familia escondida en Berlín. En mayo de 1944 la familia Santaella hizo venir a Ruth, la madre de Lina, a quien empleó como cocinera. Para evitar sospechas ocultaron sus verdaderas identidades detrás de nombres falsos. Lina se convirtió en "la Sra. Werner" y Ruth fue "la enfermera Ruth Neu". En setiembre de 1944 el Dr. Santaella fue transferido a Suiza. Ruth se mantuvo en contacto con la familia desde su nuevo escondite, y ésta por su parte le enviaba ropas y paquetes de alimentos. Después de la guerra el vínculo se conservó en forma regular y Ruth visitó a la familia Santaella en España. Ruth Gumpel está convencida de que la motivación de sus salvadores, padres de siete hijos y abuelos de trece nietos, derivaba de su profunda fe religiosa y una elemental bondad humana.

El 13 de octubre de 1988 Yad Vashem reconoció a José y Carmen Waltraut Santaella como Justos de las Naciones.