El Complejo Museológico

Museo de la Historia del Holocausto

Introducción

El Museo de la Historia del Holocausto

Después de una década dedicada a su realización, el Museo de la Historia del Holocausto combina lo mejor de la especialización y los recursos de Yad Vashem con exhibiciones dotadas de las técnicas más modernas, para hacer posible la conmemoración del Holocausto con medios propios del siglo 21.

El Museo de la Historia del Holocausto ocupa 4.200 metros cuadrados, mayormente subterráneos. A la vez multidisciplinario e interdisciplinario, presenta la narrativa del Holocausto desde una perspectiva judía única, acentuando las experiencias de las víctimas individuales a través de objetos originales, testimonios de sobrevivientes y posesiones personales. La combinación de esos medios particulares de expresión permiten al visitante asimilar la abundante información a través de una vivencia sensorial multidimensional.

La estructura linear de 180 metros en forma de flecha penetra la montaña de un lado a otro. La luz del día se cuela desde el borde superior que sobresale de la cresta. Las galerías que describen la compleja situación de los judíos durante esos terribles años se abren como ramas del corredor central. La salida dramática, en el extremo de la flecha, irrumpe de la ladera septentrional al paisaje de la Jerusalén moderna y el valle inferior. Entornos especiales, espacios escalonados y diferentes grados de luz acentúan los puntos centrales de la narrativa y contribuyen a una experiencia que envuelve al visitante y le muestran el tiempo, el lugar y el ambiente.

Al final del relato histórico se encuentra la Sala de los Nombres – la colección de las Hojas de Testimonio, un monumento recordatorio a las millones de víctimas del Holocausto.

Para más información sobre visitas al museo pulse aquí.