El Complejo Museológico

Museo de la Historia del Holocausto

Galerías

Asesinato en masa

El inicio de la “solución final”

La “Operación Barbarossa”, la ofensiva alemana contra la Unión Soviética, señaló el comienzo de la implementación del plan de asesinato masivo y exterminio total de los judíos europeos.

El visitante puede seguir las huellas de una de las unidades de matanzas, el Einsatzgruppe C, que llevó a cabo su horrenda misión en Galitzia oriental y Ucrania, por medio de la profusa cantidad de evidencias documentales que testimonian sus actividades.

Durante los primeros cuatro meses de operaciones esta unidad de 800 efectivos de las SS y otras ramas policíacas asesinaron a 75.000 judíos en aldeas, pueblos y ciudades. En Babi Yar asesinaron 34.000 judíos de Kiev en el lapso de dos días. Comunidades enteras fueron borradas de la faz de la tierra. Campañas de exterminio de este tipo ejecutadas en Serbia y Romania, a menudo con la participación de elementos locales, forman también parte de la exposición. Esta galería también enfoca la perspectiva de la víctima – las voces e imágenes de sobrevivientes son proyectadas en pantallas junto a fotografías excepcionales de la masacre de la comunidad de Vilna ejecutada en Ponary. Mientras los judíos eran conducidos a Ponary algunos habitantes del gueto llegaron a la conclusión de que los crímenes que se realizaban contra ellos eran parte de un plan de aniquilación total. En una reunión de dirigentes del movimiento Hashomer Hatzair Abba Kovner mostró un panfleto que redactó en el que llamaba a los judíos a rebelarse. Era la primera vez que los judíos eran convocados a sublevarse y defenderse de los nazis con armas. Más adelante la exhibición muestra la Conferencia de Wannsee, convocada para discutir medidas y la coordinación interministerial necesaria para implementar la “solución final del problema judío.” El propósito de la reunión no fue discutir la “solución final” por medio del asesinato en masa sino considerar vías de implementación de una decisión que ya estaba tomada. Los directores de los ministerios presentes no presentaron ninguna objeción.