El Holocausto

Principales Entadas Enciclopédicas

Solución final

Denominación cifrada del plan nazi para resolver la “cuestión judía” asesinando a todos los judíos en Europa. La solución final fue la culminación de muchos años de desarrollo de las políticas nazis: desde los primeros escritos de Adolf Hitler sobre la necesidad de una solución a la cuestión judía en Europa, pasando por los intentos nazis de inducir la emigración masiva durante la década del ’30 y el plan de deportación colectiva a un destino determinado durante los primeros años de la guerra, hasta la decisión, en 1941, de exterminar totalmente al pueblo judío.
En septiembre de 1919 Hitler escribió su primer documento político, en el que señaló que la cuestión judía sería resuelta a través de la remoción total de los judíos de Europa, que debía ser llevada a cabo no de forma emocional, mediante pogroms o métodos similares, sino en base a una eficiente planificación. Para Hitler, el tema judío era la cuestión esencial del nazismo. De hecho, estaba obsesionado con los judíos y decidido a encontrar una solución final para librarse de ellos. Sin embargo, sus primeros escritos y declaraciones no pueden ser considerados un boceto de los asesinatos perpetrados años después.
Durante la década del ’30, Hitler estuvo convencido de que la respuesta al problema judío era la emigración masiva. La legislación antijudía adoptada en Alemania desde el momento en que llegó al poder en enero de 1933 hasta el estallido de la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, fue diseñada para convencer y posteriormente imponer a los judíos el abandono del país. En enero de 1939, en el Parlamento alemán, Hitler criticó al mundo libre por no recibir a inmigrantes judíos y advirtió que las consecuencias de la guerra incluirían la “aniquilación” del judaísmo europeo. Los expertos discuten si esa afirmación debe ser interpretada como una manifestación directa de su propósito de exterminar a los judíos, o si se trataba de una manipulación destinada a presionar al mundo libre para que abriese sus puertas a los judíos alemanes.
Cuando Alemania invadió Polonia, dando comienzo a la Segunda Guerra Mundial, 1.800.000 judíos más pasaron al control nazi. Hitler no ordenó inmediatamente su exterminio. En su lugar, fue formulado un plan para deportar a todos los judíos que vivían dentro del Reich a una zona especial del Generalgouvernement, en el distrito de Lublin. Los nazis trataron de poner en práctica este Plan de Nisko y Lublin, pero nunca se concretó, porque ya en la primavera de 1940 estaba claro que el mismo no solucionaría la cuestión judía, ya que en Polonia no existía el territorio necesario.
La siguiente fase en la política antijudía, introducida en mayo de 1940, fue el Plan Madagascar – propuesta de deportar a todos los judíos europeos a una colonia francesa en esa isla de África oriental. Pero los alemanes fueron derrotados en la “Batalla de Inglaterra” pocos meses después, por lo que la idea de transportar millones de personas por vía marítima se volvió impracticable.
Los nazis atacaron a su anterior aliado, la Unión Soviética, en junio de 1941. Unidades móviles de exterminio, denominadas Einsatzgruppen, junto al ejército regular, unidades policiales y colaboracionistas locales, comenzaron de inmediato con el asesinato sistemático de los judíos soviéticos. Esta fue la primera vez que se utilizó el exterminio masivo y organizado como un método para resolver la cuestión judía.
En julio, Hermann Göring autorizó los preparativos para la solución final A fines de 1941 y comienzos de 1942, los nazis establecieron campos de exterminio, comenzaron las deportaciones y perfeccionaron los métodos de matanza en masa. La primera prueba de gaseamiento se llevó a cabo en Auschwitz en septiembre de 1941, y a finales del otoño se construyeron campos de exterminio en Belzec y Chelmno. Sobibor, Treblinka, Majdanek y Auschwitz se transformaron en centros de exterminio en la primavera de 1942. Entre tanto, el 12 de diciembre de 1941, Hitler le confió a su círculo íntimo que el exterminio se extendería hasta incluir a todos los judíos de Europa en los planes de la solución final.
En la Conferencia de Wannsee en enero de 1942, se reunieron funcionarios del gobierno alemán y jerarcas de las SS para coordinar el exterminio total del judaísmo europeo. A partir de ese momento y hasta el fin de la guerra en 1945, la solución final fue una política oficial del nazismo.

Zadoff, Efraim (Ed.), SHOA - Enciclopedia del Holocausto, Yad Vashem y E.D.Z. Nativ Ediciones, Jerusalen 2004. Basado en: Rozett, Robert & Shmuel Spector (Ed.), Encyclopedia of the Holocaust, Yad Vashem and Facts On File, Inc., Jerusalem Publishing House Ltd, 2000