El Holocausto

Principales Entadas Enciclopédicas

Vilna
(lituano: Vilnius; polaco: Wilno)

Capital de Lituania. Antes de la Segunda Guerra Mundial, Vilna era un importante centro de educación y cultura judía. Durante el dominio polaco (1920-1939), 55.000 de sus 200.000 habitantes eran judíos. El 19 de setiembre de 1939 los soviéticos entraron en Lituania, lo que provocó la fuga de unos 15.000 refugiados judíos de Polonia hacia Vilna. Pocas semanas más tarde los soviéticos entregaron Vilna a los lituanos. En julio de 1940 todo el país fue anexado a la Unión Soviética. Desde septiembre de 1939 a junio de 1941, 6.500 refugiados judíos abandonaron Vilna hacia Estados Unidos, Éretz Israel (Palestina), el Lejano Oriente y otros lugares.
El 24 de junio de 1941 los alemanes ocuparon Vilna como parte de su invasión a la Unión Soviética. Pocos días después las autoridades alemanas y lituanas comenzaron a aplicar medidas antijudías. El 4 de julio los alemanes ordenaron el establecimiento de un Judenrat. Durante julio 5.000 judíos varones fueron arrestados por Einsatzgruppen y colaboracionistas lituanos, y ejecutados en el Bosque de Ponar, en las afueras de Vilna. A comienzos de septiembre fueron establecidos dos guetos con Judenräte y cuerpos de policía judía. Durante los meses siguientes miles de judíos fueron exterminados en Ponar en una serie de Aktionen. Para fines de 1941, el gueto más pequeño había sido liquidado, 33.500 judíos exterminados y otros 3.500 se habían escapado u ocultado fuera del gueto.
Durante la mayor parte de 1942 no se produjeron Aktionen adicionales, y la población del gueto pudo desarrollar una cierta vida comunitaria. Crearon escuelas, un sistema de atención médica, actividades culturales e instituciones de ayuda social. El Judenrat era presidido por Jacob Gens, quien consideraba que el gueto sobreviviría si era económicamente útil para los alemanes. Por esa razón el consejo trataba de dar empleo a la mayor cantidad  de judíos posible. Durante la calma de 1942 se creó la Organización Partisana Unida (Faréinikte Partizáner Organizatzie, FPO).
La situación se deterioró durante la primavera de 1943, cuando fueron liquidados pequeños guetos y campos de trabajo cercanos y se reanudaron las ejecuciones masivas. La FPO y el Judenrat mantuvieron fuertes enfrentamientos, porque Gens consideraba que las actividades clandestinas ponían en peligro al resto del gueto. En julio los alemanes exigieron el arresto del jefe de la FPO, Itzjak Wittenberg, bajo la amenaza de que todo el gueto sería destruido. Wittenberg se entregó, con la esperanza de evitar un mayor derramamiento de sangre.
En agosto y septiembre se llevaron a cabo deportaciones masivas; miles de hombres y mujeres fueron enviados a campos de concentración en Estonia. Durante esas deportaciones, la FPO llamó a los habitantes del gueto a rebelarse; pero los judíos no respondieron al llamado. La FPO comenzó a atacar por su cuenta a las tropas alemanas; Gens, convencido de que la revuelta armada sólo conduciría a la destrucción total, ofreció entregar la cantidad de judíos requeridos para la deportación, con lo que logró poner fin a los enfrentamientos. El propio Gens fue ejecutado el 14 de septiembre por la Gestapo.
La liquidación final del gueto de Vilna tuvo lugar el 23 y 24 de septiembre de 1943. Más de 4.000 niños, mujeres y ancianos fueron deportados a Sobibor y otros centenares ejecutados en Ponar; 3.700 judíos fueron enviados a campos en Estonia y Letonia y alrededor de 2.500 a campos de trabajo en Vilna. Cerca de 1.000 judíos se habían ocultado dentro del gueto; la mayoría de ellos fue capturada en los meses siguientes. Algunos centenares de integrantes de la FPO se unieron a los partisanos. Ochenta judíos fueron retenidos en Ponar para excavar las fosas comunes e incinerar los cuerpos, y así destruir las evidencias de las matanzas. Diez días antes de la liberación de Vilna, los judíos que se encontraban en los campos de trabajo locales fueron ejecutados en Ponar; entre 150 y 200 de ellos lograron escapar.
Vilna fue liberada el 13 de julio de 1944. Sólo 2.000 a 3.000 de los judíos que integraban la población original de la ciudad habían sobrevivido.

Zadoff, Efraim (Ed.), SHOA - Enciclopedia del Holocausto, Yad Vashem y E.D.Z. Nativ Ediciones, Jerusalen 2004. Basado en: Rozett, Robert & Shmuel Spector (Ed.), Encyclopedia of the Holocaust, Yad Vashem and Facts On File, Inc., Jerusalem Publishing House Ltd, 2000