El Holocausto

Principales Entadas Enciclopédicas

Souza Dantas, Luis Martins de
(1876-1954)

Diplomático brasileño. Sirvió cerca de 20 años consecutivos en París. Cuando se acercaba a la edad de 60 años se casó con una judía norteamericana, Aliza Meyer, hecho no convencional para un diplomático brasileño (y además miembro de la aristocracia) en los años ’30. La ocupación de Francia por Alemania, la división consecuente del país en dos zonas y especialmente la concentración de miles de refugiados en la zona de Vichy, convirtieron a Luis Martins de Souza Dantas en simpatizante de los judíos.
La conquista de Holanda, Bélgica y Francia en el verano de 1940 arrojó a miles de refugiados a la Francia de Vichy, y creó una situación caótica para los miles de refugiados judíos de Alemania, Austria y Checoslovaquia. Para abandonar Europa precisaban primero visas para salir de Francia e inmigrar a algún país de ultramar, y luego visas de tránsito para España o Portugal. Además necesitaban el dinero para comprar los pasajes.
El embajador brasileño y el cuerpo consular enfrentaron una tragedia de características y dimensiones inauditas. Pese a las restricciones legales brasileñas que impedían conceder visas a víctimas de guerra, Luis Martins de Souza Dantas otorgó a los refugiados judíos, durante la segunda mitad de 1940, centenares de visas diplomáticas. El 8 de octubre de 1940 envió un telegrama crucial al ministro del Exterior Oswaldo Aranha, en el que solicitaba su autorización para ayudar a víctimas de guerra, sin mencionar que se trataba de judíos. Al mes siguiente de recibir la autorización de Aranha, Luis Martins de Souza Dantas volvió a escribirle solicitando que dichas visas fueran gratuitas, asegurándole en nombre de los beneficiarios que éstos no viajarían a Brasil. Esta vez Aranha exigió que las visas fueran otorgadas sólo a fin de ingresar a Brasil y no en cantidades indefinidas, respetando las normas establecidas para la inmigración.
En contraste con las tendencias antisemitas que predominaban en la administración pública y consular brasileña, Luis Martins de Souza Dantas continuó ayudando a los refugiados judíos. No se sabe hasta cuándo les otorgó visas diplomáticas contra las instrucciones de Aranha; sí está claro que las mismas no dieron a sus portadores inmunidad ni garantías de desembarco. Las autoridades brasileñas aceptaron estas visas hasta el 2 de agosto de 1941. En enero de 1941 decenas de judíos partieron de Francia hacia Río de Janeiro en el buque “Alsina”. Fuerzas británicas retuvieron la nave en el puerto africano de Dakar hasta junio y la encaminaron a Casablanca, donde parte de la tripulación fue confinada en un campo de refugiados y el resto continuó hacia Cádiz (España). Habiendo expirado las visas, Luis Martins de Souza Dantas instruyó a los cónsules en esas ciudades para que las revalidasen y sus portadores pudieran continuar a Sudamérica. En la segunda mitad de 1941, se prohibió a estos y otros refugiados desembarcar en Buenos Aires, Montevideo y Río de Janeiro. A pesar de la apelación por parte de judíos y no judíos, incluida la Acción Católica, al presidente Getúlio Vargas éste y su administración no permitieron el desembarco de los refugiados del barco “Cabo de Hornos”, que retornó a Europa. Además del antisemitismo y la oposición a recibir refugiados europeos, influyó en estas decisiones el resentimiento que existía en medios gubernamentales contra Luis Martins de Souza Dantas, acusado de querer ayudar a los refugiados por estar casado con una judía.
Luis Martins de Souza Dantas también ayudó a judíos de ciudadanía brasileña que residían en la Francia de Vichy y que habían sido víctimas de las leyes antisemitas del Estatuto de los Judíos, que entre otras cosas disponía la expropiación de los bienes de los judíos extranjeros. Luis Martins de Souza Dantas amenazó al primer ministro y canciller de Vichy, Pierre Laval, con tomar represalias contra los ciudadanos franceses residentes en Brasil, de no ser anuladas estas disposiciones.
Con la conquista del sur de Francia en noviembre de 1942, los alemanes invadieron las dependencias de la embajada brasileña en Vichy y apresaron a Luis Martins de Souza Dantas y a toda su legación, quienes fueron deportados y encarcelados durante 14 meses en la ciudad alemana de Bad Godesberg. Luis Martins de Souza Dantas fue liberado a fines de marzo de 1944 en un intercambio de prisioneros entre Brasil y Alemania con la mediación de Oliveira Salazar, presidente del Consejo de Ministros de Portugal. Al retornar a Brasil fue recibido con honores. Sin embargo decidió renunciar a la carrera diplomática. Tras la liberación de París, Luis Martins de Souza Dantas retornó a esta ciudad, donde falleció el 17 de abril de 1954.
El 2 de junio de 2003, Luis Martins de Souza Dantas fue honrado por Yad Vashem como “Justo de las Naciones”.

Zadoff, Efraim (Ed.), SHOA - Enciclopedia del Holocausto, Yad Vashem y E.D.Z. Nativ Ediciones, Jerusalen 2004. Basado en: Rozett, Robert & Shmuel Spector (Ed.), Encyclopedia of the Holocaust, Yad Vashem and Facts On File, Inc., Jerusalem Publishing House Ltd, 2000