El Holocausto

Principales Entadas Enciclopédicas

Sobibor

Campo de exterminio situado en el distrito de Lublín, Polonia, cercano a la aldea del mismo nombre. El campo fue establecido en marzo de 1942 como parte de la Aktion Reinhard, y cerrado a fines de 1943, después de una sublevación de prisioneros. En Sobibor fueron asesinados alrededor de 250.000 judíos.
El campo era un rectángulo de 600 metros de largo por 400 metros de ancho, rodeado por un cerco de alambres de púa entrelazados con ramas de árboles para ocultar lo que había en su interior. Tenía tres secciones: el área administrativa, la recepción y el sector de exterminio. Los judíos que llegaban en los transportes eran llevados inmediatamente al área de recepción. La de exterminio contenía cámaras de gas, fosas comunes y alojamiento para los prisioneros judíos que trabajaban allí. Las cámaras de gas, que aparentaban ser duchas colectivas, podían contener entre 160 y 180 personas cada una y en ellas se utilizaba monóxido de carbono.
Sobibor estaba dirigido por el teniente coronel de las SS Franz Stangl, designado comandante del campo en abril de 1942. Su personal incluía entre 20 y 30 miembros de las SS, muchos de los cuales habían trabajado en el Programa de Eutanasia, y 90-120 ucranianos. Los judíos más fuertes eran enviados a grupos de trabajo; sus tareas eran atender al personal del campo y desempeñar labores relacionadas con el procesamiento de los nuevos arribos. Llegaron a trabajar en estos grupos mil prisioneros.
Sin embargo, casi todos los judíos que llegaban a Sobibor eran inmediatamente asesinados. A su arribo se les informaba que habían llegado a un campo de tránsito en camino a campos de trabajo; antes de volver a embarcarse debían ducharse y hacer desinfectar su ropa. Los hombres eran separados de las mujeres y los niños. Debían desnudarse y entregar todos sus objetos de valor. Luego eran obligados a correr hacia las cámaras de gas, bajo una lluvia de golpes, gritos y disparos de advertencia.
Entre 450 y 550 judíos eran apiñados por vez en las cámaras, luego se las cerraba herméticamente y se inyectaba gas venenoso por las tuberías. Después de 20-30 minutos todos los ocupantes estaban muertos. Equipos de trabajo integrados por judíos (Sonderkommando) retiraban los cuerpos, extraían todas las piezas dentales de oro y enterraban los cadáveres. Todo el proceso desde la llegada del tren hasta la sepultura demoraba solamente dos a tres horas. Durante ese tiempo otros prisioneros eran obligados a limpiar los vagones, después de lo cual esos trenes partían y otros 20 vagones ingresaban al campo.
Los judíos que no eran enviados inmediatamente a las cámaras de gas eran sometidos a procesos de selección casi diarios. Sólo unos pocos sobrevivían más allá de algunos meses.
El asesinato de judíos en Sobibor comenzó en realidad antes de que el campo estuviera terminado. A mediados de abril de 1942 fueron gaseados 250 judíos provenientes del campo de trabajo de Krychow. Una vez construido Sobibor, la primera etapa del proceso de exterminio se extendió desde comienzos de mayo a fines de julio de 1942; en ella fueron asesinados entre 90.000 y 100.000judíos deportados de Checoslovaquia, Alemania, Austria y el distrito polaco de Lublín. A fines de julio se interrumpieron temporariamente los transportes para reparar la vía férrea entre Lublín y Chelm. Los nazis aprovecharon ese intervalo para construir otras tres cámaras de gas, porque habían descubierto que el ritmo era demasiado lento. Las nuevas cámaras tenían el doble de capacidad de las anteriores. Durante ese período, Stangl fue transferido a Treblinka y reemplazado por Franz Reichsleitner.
A comienzos de octubre de 1942 se reiniciaron las deportaciones a Sobibor. A fines de ese año los alemanes intentaron ocultar las matanzas exhumando e incinerando los cuerpos. En marzo de 1943 llegaron 4.000 judíos en cuatro transportes procedentes de Francia. Hasta junio habían sido deportados a Sobibor entre 70.000 y 80.000 judíos de los distritos de Lublín y Galitzia oriental, y 145.000-150.000 del Generalgouvernement. Entre marzo y julio llegaron 35.000 judíos de Holanda, quienes, antes de ser asesinados, fueron obligados a escribir cartas a sus familiares informándoles que se hallaban en un campo de trabajo. Hasta fines de octubre de 1943, habían sido exterminados en el campo 25.000 judíos de Eslovaquia. Las últimas víctimas, alrededor de 14.000, llegaron en septiembre de 1943 procedentes de los guetos de Vilna, Minsk y Lida.
Durante el año y medio de funcionamiento de Sobibor hubo varios intentos de fuga de prisioneros. Algunos fueron exitosos, pero los alemanes ejecutaron a muchos otros prisioneros como represalia. En julio y agosto de 1943 los prisioneros organizaron un grupo clandestino liderado por Leon Feldhendler, que había sido el presidente del Judenrat en Zolkiew. Su plan era organizar un levantamiento y una fuga masiva. A fines de septiembre llegaron al campo, desde Minsk, prisioneros de guerra soviéticos judíos. Entre ellos se encontraba el teniente Aleksandr Pechersky, que fue designado comandante del grupo clandestino, con Feldhendler como su segundo. El plan era matar a los soldados de las SS, apoderarse de sus armas y combatir hasta lograr salir del campo. La sublevación tuvo lugar el 14 de octubre de 1943. Los prisioneros mataron a 11 miembros de las SS y a numerosos ucranianos. Aproximadamente 300 lograron escapar, pero una gran parte de ellos fueron capturados y asesinados. También fueron exterminados los prisioneros que no habían tomado parte en la fuga. Alrededor de 50 prófugos sobrevivieron la guerra.
En febrero de 1943 Heinrich Himmler visitó Sobibor. En su visita observó el proceso de exterminio, y decidió convertirlo en un campo de concentración. Pero la sublevación de octubre hizo cambiar los planes. Los nazis arrasaron el campo, araron y sembraron el terreno, e instalaron allí un campamento de la guardia ucraniana.
En 1965 se realizó en Hagen, entonces Alemania Occidental, un juicio a 11 de los miembros de las SS que habían participado en la conducción de Sobibor. Uno de ellos fue condenado a cadena perpetua, cinco recibieron penas de entre tres y ocho años de prisión, cuatro fueron absueltos y uno se suicidó. El gobierno polaco convirtió a Sobibor en un sitio nacional de recordación.

Zadoff, Efraim (Ed.), SHOA - Enciclopedia del Holocausto, Yad Vashem y E.D.Z. Nativ Ediciones, Jerusalen 2004. Basado en: Rozett, Robert & Shmuel Spector (Ed.), Encyclopedia of the Holocaust, Yad Vashem and Facts On File, Inc., Jerusalem Publishing House Ltd, 2000