El Holocausto

Principales Entadas Enciclopédicas

Gestapo
(acrónimo de Geheime Staatspolizei, Policía Secreta del Estado)

La policía política secreta del Tercer Reich, utilizada por Hitler como instrumento principal de tortura y terror.
Fue creada antes de que los nazis llegaran al poder, como un servicio secreto de inteligencia dentro del departamento de policía prusiano. Cuando Hitler asumió el gobierno en 1933, designó a Hermann Göring como Ministro del Interior de Prusia. Esto le daba autoridad sobre la policía política prusiana, incluyendo a la Gestapo Un mes después, la Gestapo fue autorizada a imponer “custodia de protección” a quien decidiera. En última instancia, esto significaba que si una persona era arrestada por la Gestapo, perdía todos sus derechos civiles y ya no estaba protegida por la ley. Oficialmente, la Gestapo tenía absoluta libertad de hacer con sus víctimas lo que quisiera.
En abril de 1933 fue totalmente separada del resto de la policía prusiana, y en 1934 se creó dentro de ella una “sección judía”. En abril de ese año, el jefe de las SS, Heinrich Himmler, puso a la Gestapo y a todos los campos de concentración de Alemania bajo control de las SS. Desde ese momento la Gestapo tuvo el poder de enviar a sus víctimas a campos de concentración y decidir si vivirían o morirían y en qué condiciones. El código penal alemán aún prohibía el asesinato y la tortura, y por ello la Gestapo –que a menudo cometía asesinatos y aplicaba torturas– comenzó a utilizar en Dachau métodos desarrollados para simular las causas de muerte de sus víctimas.
En junio de 1936, Himmler reorganizó íntegramente el sistema policial de Alemania, para librarlo de las limitaciones generadas por la burocracia gubernamental. Dividió a la policía en dos secciones principales, la Policía del Orden (Ordnungspolizei, ORPO) y la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei , SIPO). La ORPO era la fuerza policial “regular”, mientras que la SIPO incluía a la Gestapo y a la Policía del Crimen (Kriminalpolizei, KRIPO). Bajo la dirección de Himmler, la Gestapo creció de manera exponencial y tomó el control de todos los servicios de policía política de Alemania.
Hasta septiembre de 1939, la estructura de la Gestapo era la siguiente: la División I, bajo la dirección de Werner Best, estaba a cargo de organización, finanzas y asuntos legales. La División II, la sección más importante de la Gestapo, estaba bajo el control directo de Reinhard Heydrich, quien, junto con su segundo, Heinrich Müller, era responsable de aniquilar a los opositores al régimen nazi. La División III, conducida por Günther Palten, estaba a cargo del contraespionaje. Entre noviembre de 1937 y octubre de 1938, la Gestapo entrenó unidades especiales para aterrorizar y “nazificar” a las poblaciones de otros países. A fines de 1938, después de que Adolf Eichmann dirigiera la campaña para expulsar a los judíos de la recién anexada Austria, éste y Müller asumieron la responsabilidad de la emigración y deportación de los judíos de todas las zonas ocupadas por los nazis. Tras el pogrom de noviembre de 1938 (Kristallnacht - Noche de los Cristales), la Gestapo se convirtió en la principal ejecutora de las políticas antijudías de Alemania.
Cuando comenzó la Segunda Guerra Mundial en septiembre de 1939, la SIPO se fusionó con el Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst, SD) para formar la Reichssicherheitshauptamt (Oficina Central de Seguridad del Reich, RSHA). Dentro de la RSHA, Müller se convirtió oficialmente en comandante de la Gestapo, mientras que Eichmann conducía la sección judía de la organización. Bajo la jefatura de ambos, la Gestapo participó en el arresto de judíos, gitanos, y miembros de otras “razas inferiores”; aplicó una brutal represión en los territorios ocupados por Alemania; persiguió a los judíos y jugó un papel central en la “Solución Final”.
La Gestapo utilizó el método de la “custodia protectora” en su política de persecución de los judíos. Traicionó a los miembros de los Judenräte de los guetos, tomándolos como rehenes; crearon una “reglamentación del idioma” (Sprachregelung), eufemismo utilizado para referirse a sus políticas antijudías y ocultar la verdadera naturaleza de esas acciones; y supervisaron la liquidación de los guetos. La sección al mando de Eichmann organizó la deportación de judíos a los campos de exterminio y de concentración, y tenía control directo sobre el campo de Theresienstadt en Checoslovaquia. Oficiales de la Gestapo dirigían las unidades Einsatzgruppen que perpetraron el exterminio masivo de judíos en la Unión Soviética.
Después de la guerra, la mayoría de los principales jerarcas de la Gestapo logró eludir su captura y enjuiciamiento.

Zadoff, Efraim (Ed.), SHOA - Enciclopedia del Holocausto, Yad Vashem y E.D.Z. Nativ Ediciones, Jerusalen 2004. Basado en: Rozett, Robert & Shmuel Spector (Ed.), Encyclopedia of the Holocaust, Yad Vashem and Facts On File, Inc., Jerusalem Publishing House Ltd, 2000