El Holocausto

El Holocausto: La magnitud del crimen

Historias de vida en imágenes: Gabor Neumann con traje de marinero Historias de vida en imágenes: Gabor Neumann con traje de marinero
Pulse para ver más fotos

La política antijudía nazi comenzó con actos de intimidación y de terror, negación de derechos humanos y civiles y presiones para eliminar la presencia judía en Alemania - y acabó con la casi total destrucción de la judería de los países ocupados de Europa. Esta política fue ejecutada por el partido nazi y por distintos departamentos del Estado alemán, y con la asistencia activa de elementos antisemitas pronazis en los territorios conquistados por los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Países satélites de Alemania también participaron en este proceso.

La hostilidad hacia los judíos en esa época estaba sin duda exacerbada por el antijudaísmo tradicional, pero se basaba principalmente en el antisemitismo racista que era uno de los fundamentos esenciales de la ideología nacionalsocialista. Según ésta no había lugar para los judíos en la sociedad humana.

Las etapas de la implementación de la política nazi fueron determinadas por una variedad de factores: la posición política de la Alemania nazi dentro de la comunidad internacional; la medida en que la ideología nazi fue aceptada en el seno de la sociedad alemana y en el de otras naciones de la Europa ocupada; consideraciones económicas y los avatares de la guerra. Pero en el análisis final la ideología antisemita y racista nazi fue la que inclinó la balanza, siendo el resultado la destrucción de seis millones de judíos, aproximadamente un tercio del pueblo todo.

El Holocausto tuvo como resultado el exterminio de centenares de comunidades judías junto con sus riquezas materiales y espirituales. Por su naturaleza y amplitud fue la tragedia más grande que azotó al pueblo judío en toda su historia.