El Holocausto

El mundo de los campos

Los judíos eran obligados a trabajar en granjas agrícolas, en la reparación de caminos, tala de bosques y en especial en establecimientos de la industria de armamentos.

También industrias privadas aprovecharon la mano de obra esclava de los prisioneros judíos que eran constantemente golpeados por sus guardianes y veían sus raciones recortadas a menudo. Sin medicinas ni tratamiento médico, hambreados y torturados, más de medio millón de judíos perecieron en los campos de trabajo.