El Holocausto

Implementación de la Solución Final

Los judíos eran obligados a concentrarse en las cercanías de una estación de tren y de allí deportados a campos de exterminio en un trayecto cuya duración y pésimas condiciones causaban numerosas víctimas aún antes de llegar al campo. En éstos fueron sistemáticamente exterminados los judíos europeos como parte de la 'solución final'.

En algunos de los campos se construyeron cámaras de gas permanentes. Aquellos contaban con un equipo restringido formado de unos 30 oficiales alemanes, y de 120 a 150 auxiliares ucranianos. En Chelmno, Belzec, Sobibor y Treblinka no se realizaban selecciones de prisioneros. Inmediatamente después del arribo de los trenes a los campos, las víctimas - hombres, mujeres y niños - eran enviadas directamente a su muerte.