El Holocausto

El estallido de la Segunda Guerra Mundial y la política antijudía

Los judíos del sureste de Europa al comienzo de la guerra

Bucarest, Rumania – Tiendas judías saqueadas  durante el pogromo del 23 de enero de 1941. Archivo de Yad Vashem 3367/30 Bucarest, Rumania – Tiendas judías saqueadas durante el pogromo del 23 de enero de 1941
Pulse para ver más fotos

Hungría

Al comenzar la guerra había en Hungría alrededor de medio millón de judíos. Leyes antijudías fueron promulgadas entre 1938 y 1941. En 1939-40 más de 100.000 judíos fueron reclutados a unidades de trabajo obligatorio del ejército en lugar del servicio militar regular; decenas de miles perecieron en ellas. En Hungría los elementos fascistas gozaban de un amplio apoyo popular y el gobierno del Almirante Horthy firmó un acuerdo de alianza con Alemania.

Al incorporarse Hungría a la guerra contra la Unión Soviética expulsó a cerca de 18.000 judíos con ciudadanía polaca y soviética a Kamenetz- Podolsk en Ucrania ocupada por los alemanes y allí fueron asesinados. El exterminio de los judíos húngaros comenzó recién después de que Alemania ocupara ese país en marzo de 1944. Hasta entonces, y a pesar de la política antisemita y las medidas antijudías el Regente Miklos Horthy había resistido las presiones de Hitler de entregar a los judíos. Para esa época ya había en Hungría cerca de 800.000 judíos, como consecuencia de la anexión de territorios de Eslovaquia, Rumania y Yugoslavia.

Rumania

Las tendencias antisemitas que prevalecían en Rumania se vieron intensificadas a la víspera de la Segunda Guerra Mundial. Al estallar la guerra había en ese país alrededor de 757.000 judíos. Los gobiernos rumanos publicaron desde 1937 leyes que fueron socavando los derechos civiles de la mayoría de los judíos y condujeron a la expropiación de sus bienes. En el verano de 1940, después de que Rumania se vio obligada a ceder Besarabia y Bukovina a la Unión Soviética, centenares de judíos fueron asesinados por soldados y aldeanos rumanos.

Bulgaria

En Bulgaria había 50.000 judíos al estallar la guerra. En 1941 se promulgaron en ese país decretos que abolieron derechos civiles de los judíos, prohibieron el matrimonio de estos con búlgaros, causaron su despido de cargos públicos y los expulsaron de las instituciones de enseñanza a todos los niveles. Los judíos y sus viviendas fueron marcados con la insignia judía, muchas de sus propiedades confiscadas y sus actividades económicas severamente limitadas. Todos los varones de entre 20 y 42 años fueron reclutados a trabajos forzados.

Yugoslavia

En Yugoslavia vivían unos 50.000 judíos cuando fue ocupada por Alemania en abril de 1941. El país fue dividido entre Hungría, Italia, Bulgaria, y Croacia independiente. Bajo el líder fascista Ante Pavelic, dirigente del partido Ustaša que gobernaba bajo la tutela de Hitler, Croacia decretó ordenanzas e implementó una serie de medidas antisemitas.

Grecia

Cuando Grecia fue conquistada por los alemanes- también en mayo de 1941- el número de judíos que vivían allí era cercano a los 77.000. El país fue dividido en tres zonas de ocupación: búlgara, alemana- que comprendía la ciudad de Salónica - e italiana, que incluía la zona central, con la capital Atenas y el Peloponeso. Los alemanes confiscaron la totalidad de la cosecha y como consecuencia de ello en la zona alemana cundió el hambre. El 11 de julio fueron humillados públicamente en Salónica 9.000 varones judíos de 18 a 45 años y entregados luego a trabajos forzados. Muchos de ellos murieron por las penurias y el maltrato. Los judíos fueron obligados a pagar un rescate elevado, el cementerio judío fue arrasado, el terreno vendido a la municipalidad y el dinero de la venta entregado a los alemanes.