Publicaciones | Amigos de Yad Vashem | Contáctenos | Ayúdenos
Yad Vashem Homepage
Yad Vashem Monastir. La historia de una comunidad sefardí de Macedonia

Monastir (Bitola), Serbia meridional, Yugoeslavia (hoy Macedonia)

Introducción

“Una antigua ciudad judía sin judíos – los fuegos de Treblinka los consumieron a todos...” Shlomo Alboher

En vísperas de la invasión alemana a Yugoslavia vivían en Monastir (Bitola) 810 familias judías – 3.351 almas -, miembros de una antigua y vibrante comunidad judía sefardita, poseedora de un floreciente movimiento sionista en el periodo de entreguerras.

El 11 de marzo de 1943 (4 de Adar Bet de 5703) los judíos de Monastir, junto con toda la población judía de Macedonia (alrededor de 7.350 personas), fueron conducidos por soldados, policías y funcionarios búlgaros a Skopje, la capital de esa región, y encerrados en condiciones terribles en la fábrica de tabaco “Monopol”. Después de una semana y media, en Shushan Purim, el 22 de marzo de 1943 (15 de Adar Bet) un tren de vagones de ganado partió de Monastir. Dentro de ellos viajaba el primer transporte de judíos macedonios de la fábrica  “Monopol” destinado al campo de muerte de Treblinka en Polonia. En los días siguientes, del 25 al 29 de marzo, partieron otros convoyes con el mismo destino – Treblinka.

De los 3.276 judíos de Monastir aprisionados en “Monopol”, todos ciudadanos yugoeslavos, sólo cinco consiguieron huir. Además de ellos, tres fueron liberados por los búlgaros. Algunos escaparon a Grecia antes del 11 de marzo con la esperanza de salvarse, pero la mayoría de ellos pereció en Auschwitz. Varias decenas de jóvenes judíos de ambos sexos de Monastir se unieron a los partisanos y lucharon en distintas unidades; algunos murieron en combate, unos pocos sobrevivieron. Esta es la historia de la comunidad de Monastir.