Testigos silenciosos: Historias detrás de los objetos de la Colección del Museo de Yad Vashem

Prayer book purchased in Auschwitz in 1944 by Zvi Kopolovich
Libro de oraciones adquirido por Zvi Kopolovich en Auschwitz en 1944
“Compré este libro de oraciones en Auschwitz en 1944. Lo recibí de un preso ruso a cambio de una porción de mi ración diaria de pan. Él me acompañó a lo largo de todo mi trayecto de sufrimiento en campos de concentración y de muerte en Alemania. Hoy entrego a Yad Vashem en Jerusalén este libro de oraciones único, como un recordatorio para las futuras generaciones y en memoria de mis padres David y Malka Koplovich z”l, los padres de mi esposa Shlomo y Zehava Weiss z”l, mis hermanos y hermanas y todos mis familiares asesinados durante la Shoá.”
Zvi Kopolovich, Holon
18 de jeshván de 5750 – 16 de noviembre de 1989
title 4
Juego de ajedrez utilizado por un niño y una niña en el gueto de Mogilev, Transnistria
In Remembranza of the difficult but happy days 24/4/1944”. The inscription reflects how the game of chess enabled the teenagers to briefly forget the hardships of their surroundings and to simply enjoy being young.
title 4
Tarjeta de felicitación ilustrada creada en Auschwitz
Soon after Auschwitz was liberated by the Red Army, former prisoner Ben Kolton found an illustrated greeting card on a pile of debris in the camp. Kolton took the card and looked after it for almost three decades, until, in 1983, he decided to donate it to Yad Vashem
Colección de juguetes de madera hechos por Joachim-Max de Jonge, de 17 años, cuando se escondía con su familia en Holanda durante la guerra
Colección de juguetes de madera hechos por Joachim-Max de Jonge, de 17 años, cuando se escondía con su familia en Holanda durante la guerra
The de Jonge family survived the war and donated the workbench and wooden items that remained from the war to Yad Vashem.

Como parte de la tarea de Yad Vashem de preservar la memoria del Holocausto, le ofrecemos un vistazo a algunos ejemplares de la Colección de Objetos, junto con sus conmovedoras historias. El Holocausto y la forma en la que fueron asesinados seis millones de judíos es imposible de comprender, pero a través de una historia, y otra, y otra más, el observador puede tratar de percibir lo que ocurrió. Una historia personal, con un objeto auténtico y tangible en su centro, con el agregado de documentos, fotografías y testimonios, permite al visitante entender fragmentos de las experiencias de los sobrevivientes.

Dentro de muy poco no estarán más entre nosotros testigos sobrevivientes de los eventos. Hoy por hoy, quienes podrían testimoniar sobre el pasado eran apenas niños o a lo sumo adolescentes durante los años del Holocausto. Por ello se hace sumamente importante llegar a  los objetos y los testimonios de los sobrevivientes, que son nuestro único vínculo con los sucesos del pasado. Ellos nos brindan sus más preciadas memorias y objetos alrededor de los cuales podemos reconstruir sus historias.

A pesar de que el objeto pueda parecer insignificante, separarse de él suele ser dificultoso – muchas veces es lo único que resta de la vida anterior del sobreviviente y de su familia, y como tal carga con todo el peso de la rememoración. Sólo la percepción de que el objeto hace posible transmitir la memoria a las generaciones futuras permite al superviviente desprenderse de algo tan valioso para él. Es como si proyectara la historia de su vida en el objeto y la transfiriera a nosotros. En ocasiones vemos que el sobreviviente expresa alivio al entregarnos su legado, como si dijera: hasta ahora yo he sido el responsable de difundir la historia a las generaciones futuras; ahora que el objeto está en vuestras manos, tomáis la responsabilidad de relatar la historia, con el objeto como asistente de la misión.

La Colección de Objetos incluye miles de piezas recolectadas a lo largo de la existencia de Yad Vashem. Comprende una gran variedad de objetos que resistieron la guerra, entre ellos efectos personales así como otros que sirvieron a familias y comunidades – algunos son elaborados y espléndidamente manufacturados, otros reflejan en su simplicidad las duras condiciones bajo las cuales fueron realizados.

Sólo una pequeña parte de la colección está exhibida permanentemente en el Museo de la Historia del Holocausto. Aquí le presentamos algunas historias más de objetos invaluables atesorados en la Sala de Colección.

Lo invitamos a recorrer esta exhibición virtual centrada en algunos temas de importancia y a unirse a nosotros en nuestra misión de preservar viva la memoria del Holocausto.

Haviva Peled-Carmeli,
Curadora Principal de Objetos y Directora del Departamento de Objetos