La Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto

"Y en absoluto silencio miramos a la muerte a la cara"[1]
Los habitantes del gueto durante la rebelión

Plan de clase alusiva al Día del Recuerdo del Holocausto y el Heroísmo


Preparado por Limor Bar-Ilán
Destinado a alumnos de nivel medio y ciclo superior de la escuela secundaria




Fundamentos

Este año conmemoramos el 70 aniversario del levantamiento del gueto de Varsovia y de las rebeliones en los guetos y los campos. Durante el Holocausto hubo manifestaciones de resistencia en los guetos, los campos y en todo lugar en los que se encontraban judíos o existía una vida judía. Fueron esos actos de resistencia personales, familiares y grupales, expresados de diversas formas. Por ejemplo: organización interna; ayuda mutua; estudio; creatividad; cumplimiento de preceptos, ceremonias y festividades; evasión de ordenanzas alemanas; difusión de noticias sobre el exterminio; sabotaje e incluso lucha activa con medios exiguos. En todos se nota un intento constante de eludir los decretos y ordenanzas que los alemanes imponían a los judíos, de sabotear en lo posible el esfuerzo bélico alemán y de tratar de sobrevivir, poniendo de ese modo trabas a los designios de exterminio que pesaban sobre sus cabezas.

Las rebeliones revistieron diversas formas y estallaron en alrededor de 50 sitios diferentes. El levantamiento del gueto de Varsovia, el más notorio, comenzó el 19 de abril de 1943 –vísperas de Pésaj 5703- en reacción al ingreso de los alemanes con el propósito de liquidarlo. Algunos cientos de jóvenes judíos, carentes de medios de combate y apoyo exterior, organizados en dos movimientos clandestinos –la Organización Judía Combatiente (ZOB) y la Organización Militar Judía (ZZW)- fueron los protagonistas de la rebelión en Varsovia. Pero no sólo los miembros de la resistencia participaron: este fue un levantamiento de todos los remanentes del gueto.

En su apogeo en el gueto hubo cerca de medio millón de habitantes, pero al finalizar las grandes deportaciones de los judíos de Varsovia al campo de exterminio de Treblinka quedaban solamente unos 50.000.

En enero de 1943 se llevó a cabo una nueva Aktion durante la cual fueron deportados cerca de 6.000 judíos y alrededor de 1.000 fusilados en las calles. En vísperas de la rebelión de abril de 1943 permanecían en el lugar alrededor de 40.000 judíos. Esa población disminuida se rebeló con cualquier medio a su disposición: no se presentó para las deportaciones, se atricheró en búnkeres y se defendió con coraje y determinación. Fue tan central y significativa su parte que en ocasiones fueron apodados "la segunda brigada".[2] La rebelión del gueto de Varsovia fue un combate de jóvenes organizados y también un levantamiento y oposición popular presentados por individuos y familias, que lucharon durante casi un mes hasta que fueron abatidos.

Objetivos:
  • conocer la participación de la población del gueto en los actos de resistencia contra los alemanes en su intento de liquidación del gueto y sus habitantes.
  • una discusión de los distintos aspectos de la rebelión de la población del gueto.
  • énfasis en el carácter especial de la rebelión, consecuencia de la actividad de todos los habitantes del gueto.
  • énfasis en la participación de toda la población judía de Varsovia, que con su atrincheramiento en búnkeres y su resistencia durante días y hasta semanas, tuvieron un papel importante en la lucha.

Trasfondo histórico

La operación de liquidación del gueto de abril de 1943 fue precedida de otras en las que fueron apresados la mayoría de los habitantes del gueto: miles fueron asesinados en el lugar y la mayoría deportados al campo de exterminio de Treblinka. Durante la "Gran Operación" llevada a cabo entre julio y septiembre de 1942 y ejecutada con suma crueldad por los alemanes fueron enviados a Treblinka alrededor de 300.000 judíos; miles más fueron asesinados en el interior del gueto. Miembros de los movimientos juveniles y representantes del "Bund" exigieron organizar una resistencia pública a las expulsiones pero tuvieron que enfrentarse a una oposición motivada por el temor de que cualquier acto de resistencia pondría en peligro a todos los habitantes. Después de las deportaciones y mientras la gente se enfrentaba con el terrible golpe recibido comenzaron a escucharse voces que lamentaban la ausencia de toda oposición a los alemanes en el curso de estas. En enero de 1943 los alemanes llevaron a cabo una nueva Aktion que duró cuatro días durante la cual deportaron a cerca de 6.000 personas y ejecutaron en las callles a alrededor de 1.000. Esta vez tuvieron que entrar a los edificios para reunir a los judíos, dado que muchos se escondieron, inclusive los poseedores de documentos que conferían inmunidad. En el curso de esa operación un grupo de combatientes del movimiento juvenil "Hashomer Hatzair" liderados por Mordejái Anielewicz se unió a una fila de judíos que eran conducidos al Umschlagplatz (la plaza de envíos) y al darse una señal convenida de antemano comenzaron a disparar contra los alemanes con las pocas pistolas que habían conseguido. Todos los combatientes, a excepción de Anielewicz, fueron abatidos por los alemanes; la hilera de deportados se dispersó. La deportación de enero –considerada un fracaso alemán por los habitantes del gueto-, el acrecentamiento de los bombardeos soviéticos sobre Varsovia y las noticias de la derrota sufrida por los alemanes en Stalingrado reforzaron la creencia de muchos judíos en el gueto que si se lograba hacer demorar las deportaciones, aunque fuese por pocos meses, al menos una parte de ellos sobreviviría la guerra. Esa pizca de fe, junto al hecho de que por entonces ya habían llegado al gueto las noticias de lo que acontecía en Treblinka, condujeron a los habitantes a comenzar a preparar lugares de escondite dentro del recinto y a organizarlos para una estadía larga, en anticipación a futuras operaciones de deportación. O sea que alrededor de tres meses antes del estallido de la rebelión comenzaron los prepatativos de los escondites. Se prepararon búnkeres bien equipados, que podían contener decenas e incluso centenares de personas durante muchos meses. El resultado fue que algunas semanas antes del comienzo de la revuelta se creó en el gueto una verdadera ciudad subterránea en la que prácticamente cada uno de los habitantes tenía garantizado un escondite en alguno de los búnkeres. El 19 de abril de 1943, vísperas de Pésaj de 5703, el gueto fue acordonado por fuertes contingentes alemanes y efectivos de las SS penetraron el recinto con el propósito de capturar a los últimos sobrevivientes. La multitud de judíos que se habían preparado para la eventualidad durante largas semanas respondieron por medio de una resistencia popular general, evitando presentarse a la evacuación y se atrincheraron en los búnkeres y escondites. Durante 27 días los habitantes del gueto plantaron cara a los alemanes y les dificultaron el cumplimiento de su misión asesina. Las fuerzas alemanas comprendían miles de soldados con experiencia en combate, poseedores de tanques, cañones y armas de todo tipo. Las fuerzas de oposición judías comprendían varias decenas de miles de judíos hambrientos que se aferraban de sus búnkeres con el resto de sus energías y alrededor de 750 muchachos y muchachas, miembros de la Organización Judía Combatiente (ZOB) y la Organización Militar Judía (ZZW), armados casi exclusivamente con pistolas, algunas granadas y bombas Mólotov. Al día siguiente del comienzo del levantamiento los alemanes desconectaron el gueto del agua, el gas y la electricidad. Por otra parte la capacidad de los escondites se desbordó debido al amontonamiento de más personas que las programadas y los sistemas de ventilación no daban abasto. La situación en los búnkeres se agravaba más día a día y a cada momento. Para seguir con las deportaciones y simultáneamente defender a sus hombres de los disparos con pistolas Strupp[3] decidió interrumpir los combates callejeros e incendiar el gueto. El 23 de abril los alemanes comenzaron en forma ordenada a prender fuego a los edificios del gueto. El fuego obligó a los combatientes a abandonar sus posiciones, causó la muerte de muchos y provocó el abandono de los escondites y la salida al aire libre. Los edificios del gueto se convirtieron en ratoneras, los edificios se derrumbaron, aplastaron los búnkeres y taparon las salidas. La tamperatura aumentó a cientos de grados centígrados, el agua hervía en las cañerías y las reventaba, los depósitos de comida se quemaban o se echaban a perder por el calor, el aire enrarecido y seco era irrespirable y el humo también dificultaba la respiración y enceguecía la vista. Los combatientes se pasaban de un edificio a otro y trataban de atacar a los alemanes por las noches. Los habitantes del gueto les daban abrigo en sus búnkeres y les permitían reunir fuerzas antes de la próxima salida a la calle. Los miembros de la Organización Militar Judía salieron al lado "ario" a través de túneles que prepararon pero después de algunos días la mayoría de los combatientes y todos los comandantes cayeron luchando. El 8 de mayo los alemanes cercaron el búnker de Mila 18 en el que se habían concentrado los jefes de la Organización Judía Combatiente. Liderados por Mordejái Anielewicz y Arie (Jurek) Wilner se negaron a obedecer el llamado de los nazis a rendirse y prefirieron cometer suicidio colectivo. Algunas decenas que se encontraban en otro búnker se escabullieron fuera del gueto a través de las cloacas guiados por Kazik (Simja Rotem), uno de los combatientes, quien los condujo a los bosques de las inmediaciones de Varsovia. Finalmente el fuego y el tremendo sufrimiento que causaba consiguieron vencer a los judíos escondidos y las fuerzas para resistir fueron menguando paulatinamente. El 16 de mayo Strupp ordenó dinamitar la Gran Sinagoga de Varsovia y declaró finalizada la "Gran Aktion". En el informe que entregó a sus superiores se jactó de que "el barrio judío de Varsovia no existe más". Se estima que alrededor de tres cuartos de los alrededor de 40.000 judíos que se hallaban en el gueto antes del levantamiento fueron deportados a campos de exterminio. Unos 10.000 murieron durante la rebelión: en ejecuciones masivas y en los incendios. Los alemanes tuvieron al parecer cerca de 16 muertos y 85 heridos. Al finalizar la lucha quedaban en un lugar en el que se había desarrollado una vida judía efervescente solamente ruinas.[4]



Desarrollo de la clase

Para el profesor:

En la clase se pondrán a consideración distintos aspectos del levantamiento de la población judía del gueto, las acciones que desarrolló y cómo se midió con las dificultades. Sobre cada aspecto presentaremos fragmentos de diarios personales y testimonios, partes de documentos oficiales, fotos relevantes y preguntas para la discusión.
En este plan de clase buscamos mostrar un panorama amplio que abarca el tema en todos sus aspectos. Al mismo tiempo el plan está diseñado de tal modo que permite tratar parte de los aspectos presentados, o todos, haciendo uso de todas las fuentes, o algunas de ellas, de acuerdo al tiempo a disposición del profesor, el carácter del grupo y la edad de sus componentes. Asimismo es posible elegir testimonios y fragmentos de diarios y utilizarlos en el acto de conmemoración del Holocausto.


1. "Siempre supimos que debíamos estar bien escondidos": ocultamiento en búnkeres."

Lea los fragmentos del diario, el testimonio y el trozo del informe de Juergen Strupp:

Del Diario de una desconocida:

"La idea de construir un búnker plasmó sólo después de la Aktion del mes de enero. Siempre supimos que debíamos estar bien escondidos. También los que poseían documentos y permisos, que aparecieron en la calle durante la Aktion, fueron llevados. Quedaron solamente los que estaban escondidos. Por ello la construcción de búnkeres se volvió masiva. La gente trabajaba día y noche con un entusiasmo enorme, construyendo literas, superficies embaldosadas, escaleras, cavaron un pozo de agua. (...) la construcción duró seis semanas. Durante esta [también] se prepararon provisiones. (...) para entrar al búnker hay que levantar una trampilla situada en el lado izquierdo del muro, cuyo tamaño era de 45 por 30 cm. Después de abrirla hay que descender a una profundidad de 90 cm, luego pasar medio metro agachados, y por último salvar algunos peldaños y estamos en nuestro escondite."[5]

Del testimonio de Renée Hurwitz:

"El búnker estaba acondicionado para 30 personas. En definitiva éramos entre 40 y 50. Había allí de todo. Ni decir que que había una provisión de comida para medio año, un pozo de agua, una radio, armas, de todo. En el búnker la vida se desrrollaba de tal modo que durante todo el día permanecíamos allí y de noche llos alemanes no aparecían y entonces salíamos a lavarnos y cocinábamos un poco. De hecho continuamos así tres semanas, hasta el 6 de mayo."[6]

De los informes[7] de Juergen Strupp[8]:

"Durante los primeros días el número de judíos sacados de sus casas y arrestadsos fue relativamente pequeño. Esto demostró que los judíos se escondían en los conductos del acantarillado y en búnkers construidos especialmente. Aunque en los primeros días se supuso que tan sólo existían búnkers aislados, en el curso de la "Gran Aktion" se comprobó que todo el gueto había sido sistemáticamente provisto de sótanos, búnkers y pasajes,"[10]


Preguntas para la discusión:

  • ¿En qué se diferencia la reacción de los habitantes del gueto de la forma en que se condujeron o reaccionaron ante las operaciones de deportación llevadas a cabo anteriormente?
  • ¿Cuál es, en tu opinión, el motivo de esa diferencia?

Al profesor:

En el Trasfondo histórico se encuentra una explicación sobre las operaciones que precedieron a la liquidación final del gueto en abril de 1943, en las cuales fueron apresados la mayoría de los habitantes y que tras ellas los sobrevivientes comenzaron a preparar lugares de escondite y acondicionarlos para una permanencia prolongada, ante la posibilidad de una futura operación de deportación. En el párrafo a continuación tomado del diario de una desconocida aparece una referencia a la Aktion de enero y las conclusiones que sacaron de ella los habitantes.


2. "La permanencia en el sótano se hace casi imposible": las condiciones en los refugios y lugares de escondite.

Observa las fotos y lee los fragmentos a continuación:

Búnker en el gueto. AYV 99DO8

Búnker en el que se escondieron judíos durante el levantamiento del gueto de Varsovia, tomado del álbum de Juergen Strupp. AYV 4613/482

Personas durmiendo dentro de un búnker en el gueto. Foto tomada antes del estallido de la rebelión. AYV 42FO1


Inodoro dentro de un búnker en el que se escondieron judíos. AYV 2807/79


Del Diario de una desconocida:

"Las condiciones de vida eran pésimas desde el momento en que entramos, pero en especial desde que 45 personas fueron aceptadas como huéspedes. La mayoría estaban desnudos y sin comida. La situación empeoró más aún cuando el segundo día a la medianoche fue interrumpido el suministro de electricidad. Estamos frente a un gran problema: ¿Cómo vamos a cocinar? La mayor parte de las provisiones consiste de productos imposibles de consumir sin cocinar. La razón es sencilla. No tenemos ningún hornillo conectado a una chimenea. […] el hambre no perdona a nadie. […] la situación era a la vez terrible y peligrosa, y no parece tener solución. Todos nuestros esfuerzos fracasaron. Todos nuestros profesionales y aquello con algún tipo de conocimiento se abocaron para tratar de encontrar una solución al problema de la eliminación del humo.[11]
[…] Falta aire. Las personas caen al suelo, desvanecidas. El enemigo bombardea sin pausa con granadas, y se escuchan sin cesar disparos de ametralladoras. […] todos quieren salvarse – una lucha tremenda. […] Un nuevo día empieza. Con el día nuevo se difunde de inmediato un silencio de muerte. Las personas están tendidas en sus rincones sin agua ni comida. Un cementerio en llamas. Se escucha el ruido de vidrios rotos y tirantes de madera encendidos que caen."[12]
"Debido al humo y el olor del incendio la permanencia en el sótano se hace casi imposible. Pegamos sobre las hendiduras de la puerta tiras de papel. […] El aire en el sótano es terrible, las personas casi se asfixian, muchos se desmayan, la situación es muy difícil. De dormir ni hay que hablar porque existe el peligro de asfixia."[13]

Fragmento de la última carta de Mordejái Anielewicz, 23 de abril de 1943:[14]

"Es imposible describir las condiciones de vida actuales de los judíos del gueto. Sólo una minoría podrá resistir. El resto morirá tarde o temparno. En casi todos los escondrijos donde se esconden millares de personas no es posible ni encender una vela por falta de aire."


Preguntas para la discusión:

  • Observa las fotos y describe las condiciones que imperaban en los búnkeres y los escondites preparados en el gueto.
  • ¿Con qué condiciones y dificultades tivieron que enfrentarse los habitantes del gueto durante el levantamiento? Básate también en los testimonios y fragmentos de diarios citados.
  • ¿Cómo se enfrentaron a esas dificultades? Básate también en los testimonios y fragmentos de diarios citados.

Al profesor:

En la discusión acerca de las condiciones y dificultades en los escondites nos referimos a cómo se enfrentaron física y emocionalmente con la nueva realidad: hacinamiento y carencia de privacidad, calor insoportable, asfixia, hambre, redadas que imponían la necesidad constante de esconderse, sensaciones de miedo, terror y desesperación, incertidumbre proveniente de la falta de información sobre lo que acontecía fuera del búnker y el desconocimiento del tiempo que sería necesario aguantar en esas condiciones.


3. "Lo peor de todo es el sufrimiento de los niños": la composición de la población del gueto .

Familias judías rindiéndose ante soldados de las Waffen-SS durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia, 1943. AYV 2807/112

Judíos capturados durante la represión de la rebelión, siendo expulsados del gueto en llamas por soldados de las SS. Tomado del álbum de Juergen Strupp. AYV 1605/848

Judíos capturados durante la represión de la rebelión, siendo expulsados del gueto en llamas por soldados de las SS. Tomado del álbum de Juergen Strupp. AYV 1605/846

Judíos capturados durante la represión de la rebelión, siendo expulsados del gueto en llamas por soldados de las SS. Tomado del álbum de Juergen Strupp. AYV 4613/734


"El estado emocional de la gente es crítico. No pueden aguantar más y están tirados en el suelo devanecidos. Lo peor es el sufrimiento de los niños, apenas si viven. Ya pasaron tres días, tres días sin comida caliente."[15]


Preguntas para la discusión:

  • En las fotos se ven judíos capturados por los alemanes en búnkeres del gueto durante la rebelión. Describe a la gente que aparece en ellas.
  • ¿Cómo es posible deducir, leyendo los fragmentos del diario y observando las fotos, que la rebelión era popular y general?
  • Usando la intuición ¿cuáles serían las dificultades provenientes del hecho que en los búnkeres se escondían familias enteras, incluidos niños?

Al profesor:

En las fotos se ven mujeres, hombres y niños de distintas edades. La observación nos demuestra que todo el gueto –incluso familias con sus hijos- se plegó a la rebelión. No hay duda que la resistencia en las condiciones que se crearon en el lugar, y en particular en los búnkeres, era especialmente difícil y exigía guardar un silencio absoluto durante la mayor parte del día, para no ser capturados. En ocasiones las voces de los chicos y el llanto de los bebés delataban a los escondidos.

4. "Defenderse por todos los medios posibles": resistencia.

Del informe de Strupp:

  • "Los judíos y criminales[16] dificultan la operación con todo tipo de subterfugios. Se supo, por ejemplo, que en los carros de muertos, en los que se recoge los cadáveres desparramados, llevan a judíos vivos al cementerio judío y de ese modo se escapan del gueto."[17]
  • "En una ocasión un judío, que ya estaba destinado a un transporte, disparó tres tiros contra un teniente de la policía, pero erró el blanco. Todos los judíos que fueron capturados el día de hoy fueron sacados de búnkeres por la fuerza. No se nota hoy ninguna presentación voluntaria de los búnkeres abiertos. Muchos de los capturados fueron sacados de las alcantarillas."[18]
  • "En un caso efectivos de ingeniería de combate colocaron una carga grande y concentrada de explosivos y debían acercarse a una abertura cercana para instalar algo. En ese momento apareció un judío de la alcantarilla, alejó la mecha de la carga y la arrebató."[19]
  • "Inmediatamente después de los primeros días se hizo patente que los judíos nuevamente no demuestran ningún interés de ser evacuados voluntariamente, sino que están dispuestos a defenderse por todos los medios posibles[…]"[20]

Preguntas para la discusión:

  • Señalen expresiones de resistencia por parte de la población del gueto según el informe de Strupp.
  • En su opinión ¿cómo se refiere Strupp a esas reacciones?

Al profesor:

En los fragmentos mencionados del informe de Strupp se describen fugas del gueto, resistencia y combate, sabotaje de los intentos alemanes de encontrar las entradas de los búnkeres y capturar a sus habitantes y oposición a las órdenes de presentarse para ser deportados.


5. "He decidido emprender la liquidación total del barrio de residencia judío": la reacción alemana a la rebelión del gueto.

Judíos conducidos al Umschlagplatz durante la represión de la rebelión. En el trasfondo: edificios del gueto en llamas. AYV 27EO7

Edificios del gueto en llamas durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia. AYV 1605/587

Soldados de las SS pasando frente a un edificio del gueto en llamas durante la rebelión del gueto de Varsovia, 1943. AYV 1605/583

Una persona arrojándose de un edificio en llamas durante la rebelión del gueto de Varsovia. AYV 1878

Un edificio en llamas durante la rebelión del gueto de Varsovia. Archivo de Yad Vashem


Del Diario de una desconocida:

"El mismo [el enemigo] comenzó la lucha con granadas y tanques y la termina incendiando edificios. Pero nosotros tenemos perseverancia y abrigamos la esperanza de poder sobrevivir. Luchamos por la justicia y el derecho a la vida."[21]

Del informe de Strupp:

  • […] "He decidido emprender la liquidación total del barrio de residencia judío por medio del incendio de los bloques de edificios. […] por entonces los judíos salieron, casi siempre, de sus escondites e incluso aconteció, y en no pocos casos, que los judíos se demoraron en los edificios en llamas hasta que decidieron saltar desde las plantas altas debido al calor[…]"[22]
  • "Di órdenes de incendiar. Sólo después de que las llamas se apoderaron de los edificios a todo lo largo de la calle y en todos los patios de ambos lados, salieron los judíos de los bloques de casas, y ellos mismos envueltos en llamas parcialmente, o tratando de salvarse saltando de las ventanas y los balcones a la calle […] de vez en cuando era posible observar que a pesar del temor al fuego los judíos y criminales preferían volver al fuego que caer en nuestras manos.[24] […] Si ayer había una cubierta de reflejo de fuego sobre el antiguo gueto esta noche se ve un mar de fuego enorme."[25]
  • "Este jueves grande (23.4.1943) ha sido amargo... nos dispararon infinidad de veces. Tuvimos pérdidas de efectivos y equipo. En cierta medida mi ejército comenzó a desmembrarse. Noté una sensación de temor entre nuestros hombres, […] decidí luego de una consulta […] quemar casa por casa […] los judíos aparecían en las ventanas, los balcones, los techos y las cornisas. A veces nos disparaban, otras buscaban vías de escape. A veces entonaban canciones, aparentemente salmos. Otros gritaban: ¡"Hitler kaputt! ¡Piedras a los alemanes! ¡Viva Polonia!" […] Esos eran los judíos, judías y sus hijos que saltaban de las ventanas […] los hombres de las SS los apodaban "paracaidistas" […] ¡Mis muchachos disparaban contra el enemigo mientras volaba!"[26]

Preguntas para la discusión:

  • ¿Qué demuestra la decisión de Strupp de interrumpir el combate contra los judíos en las calles y casas del gueto y en lugar de ello incendiarlo?
  • ¿Por qué –en tu opinión- parte de los judíos prefirieron saltar hacia la muerte y no entregarse a los alemanes?

6. "El espectáculo del incendio del gueto": la rebelión tal cómo se vio desde el lado "ario".

Vecinos de Varsovia obsevando al gueto en llamas desde el otro lado del muro. AYV 24AO1

Un edificio en llamas visto desde el lado


Del periódico del movimiento de resistencia polaco Armia Krajowa Biuletyn Informacynj (29.4.1943):

" […] Hace una semana empezó la segunda fase de la brutal aniquilación de los judíos polacos. Los alemanes emprendieron la expulsion de los 40.000 judíos que aún permanecían en Varsovia. El gueto replicó con la lucha armada. La Organización Judía Combatiente entabló una guerra de los débiles contra los fuertes. Con escasas fuerzas, con pocas armas y municiones, sin agua, cegados por el humo y el fuego, los combatientes judíos defendían las calles y las casas solas. Al anochecer se replegaban paso a paso, más a causa del fuego que ardía en las casas construidas densamente que a causa del enemigo que iba equipado con armas modernas. Si una parte de los que habían quedado prisioneros en el gueto consiguen escapar, se considera una victoria; debilitar las fuerzas del enemigo aunque no fuera más que un poco, constutuye una victoria; y finalmente – consideran que morir con las armas en la mano es una victoria. […][27]

Del testimonio de Aliza Lev-Hacohen , que se había ocultado en el lado "ario", sobre las escenas en el gueto durante la revuelta:[28]

"Lo ví desde afuera, dado que comenzó a arder, todo el gueto se envolvió en llamas. Ví cosas horribles […] era terrible. […] todo se quemaba. […] judíos trataron de salir a través de las cloacas, a través de todo tipo de lugares. […] a veces cuando allí salían judíos por las cloacas, ya los estaban esperando polacos para capturarlos y entregarlos a los alemanes […]"

Del Diario de Calek Perechodnik:[29]

"Durante todo el día se escucharon ráfagas de ametralladoras o explosiones de dinamita que revientan los edificios. El cielo estaba rojo, las casas ardían desde todos los lados y con ellos la gente viva, hombres, mujeres y niños. Todo se convirtió en una pila de polvo y cenizas. Para nosotros, que estábamos seguros en la casa de la señora Hella, era una vivencia muy dura. […] desde la ventana de persianas vimos polacos de pie durante horas sobre los techos de sus casas observando con curiosidad la escena del incendio del gueto."


Pregunta para la discusión:

  • Basándote en las fotos y los fragmentos de diario y testimonios, trata de suponer que veían, oían o sabían los polacos, que habitaban en el lado "ario", sobre lo que acontecía en el gueto durante la rebelión.

7. "No hay salvación, defensa, sólo la muerte impera": los últimos días de la rebelión.

Un hombre saliendo de un búnker en el gueto. AYV 42GO1

Efectivos de las SS sacando a judíos de un búnker en el gueto. Tomado del álbum de Juergen Strupp, Varsovia, abril de 1943. AYV 47EO9

Sacando a judíos de un búnker en el gueto durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia. AYV 25FO1

Efectivos de las SS sacando a judíos de un búnker en el que se escondieron durante la rebelión. AYV 2807/43

Soldados alemanes descubren un búnker durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia. AYV 25FO6

Soldados alemanes sacando a judíos de un búnker en el gueto durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia, 1943. AYV 25FO8

Un judío saliendo de un búnker en el gueto. 1605/370

Judíos siendo sacados de un búnker en el que permanecieron durante la rebelión. AYV 25FO7

Familias judías rindiéndose ante soldados de las Waffen-SS durante la represión de la rebelión del gueto de Varsovia, 1943. AYV 2807/112


Del testimonio de Yejezkel Tzukert:

[…] Prendieron fuego a la casa y los ladrillos se desintegran y caen sobre el techo. No hay más remedio, pase lo que pase, hay que salir afuera; si nos capturan, así será, de otro modo adentro nos vamos a asfixiar."[30]

Del testimonio de Renée Hurwitz:

"Cierto día escuchamos ruido y nos abrieron el búnker. Teníamos entonces una sola posibilidad – o salíamos o los alemanes dijeron que nos arrojaban alguna bomba. Salimos y nos condujeron a pie al Umschlagplatz."[31]

Del diario de una desconocida:

"El incendio provocó un gran movimiento en la calle. Gente con atados corre de casa en casa, de calle en calle, no hay salvación alguna, nadie sabe dónde esconderse. Busca con desesperación y nada – ninguna salvación, ninguna defensa, en todo reina la muerte. Los muros del gueto están completamente rodeados, nadie puede salir, ni siquiera entrar. Sobre los cadáveres arde la ropa. Gritos de dolor y llanto, edificios y búnkeres incendiados, todo, todo en llamas. Cada cual busca salvación, cada uno quiere salvar su vida. La gente se asfixia por el humo. Todos claman por ayuda. Muchos, casi todos llaman a Dios: "Dios, muestra tu poder, ten piedad de nosotros." Y Dios calla como una esfinge y no responde. Y ustedes pueblos, ¿por qué callan, es que no ven cómo pretenden destruirnos? ¿Por que guardan silencio?"[32] (Con estas palabras finaliza el diario).

Del informe de Strupp:

  • "En muchas ocasiones fueron tomados búnkeres en los cuales los habitantes no subieron a la superficie durante toda la operación, desde el comienzo. En varios casos los ocupantes de los búnkeres no podían –después de la explosión- salir y reptar por el terreno. Según judíos capturados muchos de los habitantes de los búnkeres enloquecieron por el calor, el humo y las explosiones."[33]
  • "Como siempre resistieron hasta último momento dentro de los búnkeres subterráneos o en los desvanes. Hasta último momento dispararon y después de arrojar camas, colchones y cosas por el estilo saltaban a la calle, a veces desde el cuarto piso, y eso si no les quedaba ningún otro escape del incendio."[34]

Pregunta para la discusión:

  • ¿Cómo describen los judíos escondidos en los búnkeres las alternativas que tenían a disposición?

8. Al finalizar el levantamiento.

Un búnker destruido después de la rebelión del gueto de Varsovia, 1943. AYV 1605/375

Casas del gueto destruidas, después de la represión del levantamiento, 1943. AYV, 2807/14


Las ruinas del gueto después del levantamiento. AYV 1605/767

Las ruinas del gueto, 1945. AYV 3150/124

Vista del gueto alrededor de un año y medio antes de ser liquidado, septiembre de 1941. AYV 2536/16


Preguntas para la discusión:

  • Observa las fotos a continuación y describe la zona del gueto después de su liquidación.
  • "Qué podemos aprender de las fotos acerca de lo que aconteció en el gueto durante las semanas que duró la rebelión: que nos relatan las fotos sobre lo que tuvieron que sobrellevar los judíos durante el levantamiento y sobre la forma en que los alemanes derrotaron a los habitantes?

Al profesor:

En las fotos se notan huellas de incendio, desolación y destrucción. Eso demuestra la completa destrucción del gueto: vacío de sus habitantes judíos y los edificios destruidos y calcinados. Para comprobar las dimensiones de la devastación agregamos una foto de la calle Leszno un año antes del estallido de la rebelión.


9. "Lo que vivimos es imposible de describir con palabras"[35]: la impresión personal de los alumnos.

Las ruinas de la Gran Sinagoga de la calle Tlomacka, 16 de mayo de 1943. AYV 209DO7

Candelabro de janucá encontrado en las ruinas del gueto de Varsovia después de la guerra. Colección de Objetos, Museo de Yad Vashem.

La Gran Sinagoga de la calle Tlomacka, Varsovia, antes de la guerra.

La Gran Sinagoga de la calle Tlomacka, Varsovia, antes de la guerra.


Preguntas para la discusión:

  • Observa las fotos y describe tus pensamientos y sensaciones ante la vista de la sinagoga destruida y el candelabro torcido y calcinado, en relación a lo leído y estudiado en esta lección.
  • El 16 de mayo de 1943, al ser reprimido definitivamente el levantamiento del gueto y destruida la comunidad judía de Varsovia Strupp ordenó dinamitar la Gran Sinagoga de la ciudad y declaró finalizada la "gran Aktion". En el informe que presentó a sus superiores se jactó de que "el barrio de residencia judío no existe más". En tu opinión ¿cuál sería para Strupp la importancia de dinamitar y destruir la sinagoga y por qué eligió realizar ese acto cuando el gueto ya había sido destruido?

Al profesor:

En esta sección elegimos presentar fotos de símbolos judíos: un candelabro y la sinagoga, que simolizan la destrucción de la comunidad judía de Varsovia, la más grande de Europa antes de la guerra. En esta etapa, antes de la finalización y resumen de la clase, los alumnos tienen la oportunidad de discutir sus sensaciones y pensamientos personales respecto a lo estudiado.


Resumen:

Después del levantamiento en la zona del gueto sólo quedaron ruinas. Aparentemente algunos cientos de judíos siguieron viviendo entre las ruinas después de la liquidación oficial del gueto, pero las imposibles condiciones de existencia y la presencia de los alemanes causaron que solamente unos pocos lograron sobrevivir.[36]
Al conmemorar el 70º aniversario del levantamiento del gueto Varsovia eligimos destacar la participación masiva de los judíos varsovianos, que al parapetarse en los búnkeres y con su resistencia de días y semanas tuvieron un papel destacado en la lucha. En el marco de esta lección tratamos de destacar un aspecto central del levantamiento: la resistencia y lucha de todos los habitantes del gueto, que junto a los combatientes de la Organización Judía Combatiente y la Organización Militar Judía comprendieron otro frente de lucha –civil en sus características- fundamental durante la rebelión.[37]


[1] Dreyfuss Javi, Yomana shel almonit, Yad Vashem – Kovetz Mejkarim 36, 2, Jerusalén, 2009, p. 33.
[2] idem, p.15.
[3] Juergen Strupp, general de las SS y la policía en el distrito de Varsovia. Comandó la destrucción del gueto de Varsovia. Dirigió las acciones contra el levantamiento como una operación netamente militar, utilizando métodos de asesinato, incendio y destrucción sin miramientos. Documentó la rebelión y la destrucción del gueto en fotos sacadas para su uso en los informes que redactó.
[4] Tomado de: 70 shaná le-mered gueto varsha – reka histori / Javi Ben Sasson (en: "Varsha", Entziklopedia shel haguetaot, Yad Vashem).
[5] Vea nota 1.
[6] Del testimonio de Renée Hurwitz, Archivo de Yad Vashem 0.3/8542.
[7] Mered gueto varsha beeiney ha-oyev, hadojot shel gueneral Juergen Strupp, Yad Vashem, Jerusalén, 5726.
[8] Vea nota 4.
[9] En el primer día de la operación de deportación fueron capturados alrededor de 380 judíos; durante el segundo día no fue capturado ninguno.
[10] Vea nota 7, p.131.
[11] Vea nota 1, pp. 31-32.
[12] Vea nota 1, p. 19.
[13] Vea nota 1, pp.23-24.
[14] De la última carta de Mordejái Anielewcz, 23 de abril de 1943.
[15] Vea nota 1, p. 32
[16] Strupp llama "criminales" a los combatientes judíos del gueto
[17] Vea nota 7, p. 150
[18] Vea nota 7, p. 166
[19] Vea nota 7, p. 166
[20] Vea nota 7, p. 132
[21] Vea nota 1, p. 25
[22] Vea nota 7, p. 134
[23] Strupp llama "criminales" a los combatientes judíos del gueto
[24 Vea nota 7, pp. 151-152
[25] Vea nota 7, p. 154
[26] Moczarski, K. Sijot im talián, Beit Lojamei Haguetaot ve/Hotzaat hakibutz Ha-meujad, 5740, pp.159-160
[27] Yitzhak Arad, Israel Gutman y Abraham Margaliot (eds.) El Holocausto en documentos, Yad Vashem, Jerusalén, 1996, p.
[28] Del testimonio de Aliza Lev-Hacohen, Archivo de Yad Vashem, 0.3/10160
[29] Calek Perechodnik, Hatafkid he-atzuv shel hatiud – Yomán majbó, Keter, Jerusalén 1993, p.185
[30] Del testimonio de Yejezkel Tzukert, Archivo de Yad Vashem, 0.3/12076
[31] Del testimonio de Renée Hurwitz, Archivo de Yad Vashem 0.3/8542
[32] Vea nota 1, pp. 36-37
[33] Vea nota 7, pp. 156-157
[34] Vea nota 7, p. 158
[35] De la última carta de Mordejái Anielewcz, 23 de abril de 1943
[36] Basado en: 70 shaná le-mered gueto varsha – reka histori / Javi Ben Sasson (en: "Varsha", Entziklopedia shel haguetaot, Yad Vashem)
[37] Basado en: Dreyfuss Javi, Yomana shel almonit, Yad Vashem – Kovetz Mejkarim 36, 2, Jerusalén, 2009, p. 15