La Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto

Holocausto – Shoá: Programa educativo

Holocausto – Shoá: Programa educativo

Propuesta pedagógica para el docente


“Si decidimos contar la historia - es porque quisimos que el mundo sea un mundo mejor… ¿Cuál es nuestro rol? Debemos ser los mensajeros de los mensajeros…”
Elie Wiesel (1928-2016)

Este programa pedagógico de estudio sobre el Holocausto / Shoá, fue posible gracias a la cooperación entre el Ministerio de Educación de Guatemala, la Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto de Yad Vashem en Israel y la Asociación Comunidad Judía de Guatemala, quienes desde Enero de 2016 se unieron en un proyecto tripartito para implementar un programa de estudios curriculares sobre esta temática en las escuelas del país.

¿Qué podrá encontrar en este programa?

  • Propuestas didácticas: Lecciones, preguntas para debate, análisis de pósteres, ceremonias, actividades con los alumnos
  • Material histórico
  • Fuentes de enriquecimiento para el docente: Sitios web, artículos, investigaciones, etc.
  • Otras Fuentes: Pósteres, fotografías, videos, testimonios, documentos, objetos, arte y poesía.

La enseñanza de la Shoá requiere un criterio educacional y pedagógico.

La enseñanza del Holocausto gira alrededor de dos ejes principales, uno histórico y el otro educativo. El primero trata del Holocausto como tal e incluye la enseñanza de las políticas antijudías y las variadas circunstancias que condujeron a los fenómenos. Este eje, que se centra en las preguntas relacionadas con el “qué” y el “cómo”, comprende algunos temas principales: la ideología nazi; las etapas del desarrollo de las políticas antijudías dentro y fuera de Alemania; la reacción de la población judía ante esas políticas; el establecimiento de los guetos; la “Solución Final” – el exterminio de los judíos; rescate; la reacción del mundo ante el Holocausto; etc.

El eje educativo se ocupa de la narrativa judía y del significado universal del Holocausto (Yehuda Bauer, 1978) y por lo tanto pone el foco en éste no sólo como un evento histórico sino también como una historia humana. En consecuencia existen tres temas principales que deben ser explorados con los estudiantes:

  • Cuestiones relacionadas con la vida de las víctimas judías antes y durante el Holocausto (Shawn, 2001, 1995)[1]: ¿Quiénes eran esos judíos que fueron asesinados? ¿En qué consistía su mundo cultural? ¿Cómo vivían y se enfrentaban a un mundo que se volvía cada vez más caótico? ¿Qué elecciones hacían en un mundo repleto de “elecciones sin opciones”? ¿Y cómo pudieron rehabilitar sus vidas más tarde?

Al encarar las historias de las víctimas judías del Holocausto es esencial mostrar a los estudiantes una persona real, con un rostro y una identidad. Es imperativo que los educadores restauren la individualidad de las víctimas, sus nombres, rostros, familias y comunidades. Esto previene que la víctima se vuelva anónima. Por lo tanto un estudio amplio de la historia humana de la víctima judía debe comprender lo siguiente:

  • La vida judía antes de la guerra.
  • La vida cotidiana de los judíos durante el Holocausto: ¿cómo vivían ante la deshumanización?
  • El regreso a la vida de los sobrevivientes.
  • Cuestiones relacionadas con los observadores pasivos y los “Justos de las Naciones”: ¿Cuál era el racionamiento para desviar la vista ante el sufrimiento de otros seres humanos, versus las consideraciones morales de elegir de forma diferente, de apartarse de la norma aceptada y arriesgarse para salvar a otros sin recibir nada a cambio?
  • Cuestiones relacionadas con los perpetradores: ¿Cómo fue el Holocausto humanamente posible? ¿Cuáles fueron los procesos que condujeron a sus horribles consecuencias y quiénes eran los perpetradores? Esta es probablemente la cuestión más difícil con la cual deben medirse los educadores.

Las acciones de los nazis ejemplifican de muchas formas el mal supremo. Sin embargo cuando se enseña sobre los perpetradores se debe poner el énfasis en el hecho de que estos eran seres humanos y que tenían una alternativa. El Holocausto progresó desde un fundamento de odio, indiferencia y una ideología radical que condujo a la violencia y el asesinato.
Estudiar este período poniendo el acento en el relato humano hace posible destacar con más intensidad las señales de conducta inmoral.

Después del final de la Segunda Guerra Mundial el mundo reveló el horror de la imagen del Holocausto. Las dimensiones de la catástrofe superaron todo acontecimiento anterior en la historia humana. Europa fue expuesta al colapso de los valores morales básicos, se deterioraron los sistemas de creencias en la igualdad humana y el derecho de todos a la vida, y se violó el viejo orden universal - "No matarás".
El Holocausto tuvo lugar en el centro de la civilización occidental, hecho por seres humanos a sus propios vecinos que vivieron con ellos durante siglos.
Los historiadores definen el Holocausto como el intento de los nazis de acabar con todos los judíos. Durante la Segunda Guerra Mundial, lograron matar a cerca de seis millones de judíos de toda Europa, gracias a la ayuda de numerosos colaboradores de diversas naciones. La discriminación nazi hacia los judíos empezó tras el ascenso al poder de Hitler en enero de 1933, fecha que muchos historiadores señalan como el comienzo del período del Holocausto.
El asesinato masivo y sistemático de judíos empezó poco después de la invasión de la Unión Soviética por los alemanes, en junio de 1941. De los fusilamientos se pasó al asesinato industrial, en los que se empleaba gas. Hacia el final de la guerra, en la zona de Europa que se hallaba bajo dominio nazi no quedaba prácticamente ningún judío.
Genocidio es un término legal, que implica la destrucción de los pilares fundamentales de grupos nacionales. Puede incluir, aunque no necesariamente, la aniquilación física del grupo. El Holocausto es una forma de genocidio, quizás la más extrema.
El término hebreo para designar el Holocausto, Shoá, es también cada vez más utilizado en otros idiomas.

En este programa encontrará planes de lecciones para el docente, acompañados de materiales visuales, fuentes históricas, obras de arte, poesías, etc.
El Ministerio de Educación, miembro de la Red UNESCO-América Latina de Educación sobre el Holocausto y otros genocidios, presenta a la comunidad educativa del Nivel Medio Ciclo Básico correspondiente al tercer grado, por medio de la Dirección General de Currículo, el documento denominado El Holocausto - Shoá: Educar para la Memoria, que constituye una herramienta pedagógica de apoyo curricular para desarrollar parte de la competencia No. 2 del área curricular de Ciencias Sociales y Formación Ciudadana.

El programa está destinado a alumnos de 15 a 16 años de edad aproximadamente (en el área rural la edad puede ser mayor).

Desarrollo, investigación y texto: Haya Feldman Glus
Asesoramiento pedagógico: Shani Lurie
Supervisión: Eliana Rapp Badihi

Este programa pedagógico fue posible gracias a la cooperación entre:

GOBIERNO DE LA REPÚBLICA DE GUATEMALA, MINISTERIO DE EDUCACIÓN               C J G, COMUNIDAD JUDĺA DE GUATEMALA               YAD VASHEM, CENTRO MUNDIAL DE CONMEMORACIÓN DE LA SHOÁ

y el generoso apoyo de:

The Soref-Breslauer Texas Foundation      CEMACO

Se han realizado todos los esfuerzos para obtener los permisos apropiados y derechos de autor del material utilizado y otorgar las retribuciones correctas. Si usted posee alguna información que nos pueda ayudar en relación a estos permisos, por favor contáctenos en internet.education@yadvashem.org.il.


[1] Shawn, K. (1995). What should they read and when should they read it? A selective review of Holocaust literature for students in grades two through twelve, Part 1, Dimensions; A Journal of Holocaust Studies, 8(5) (Section G). Shawn, K. (2001). Choosing Holocaust literature for early adolescents. Teaching and studying the Holocaust, 139-155.‏