La Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto

La Última Mariposa del Gueto. Memoria a dos voces - Sonia Noboa Ribadeneira

Por Dinorah Polakof[1]

 

La Última Mariposa del Gueto. Memoria a dos voces

Se trata de una novela conmovedora ambientada en la vida ficticia de un periodista desanimado y las penurias de una sobreviviente real del Holocausto. Aunar ambos conceptos, desarrollar el tema de la Shoá con solvencia respetuosa, aproximar una visión a la tarea periodística; se transforman en literatura nutriente gracias a la capacidad creativa de la escritora.
Exenta de simbolismos, la historia se inscribe en las penurias de Renate Krauz, la sobreviviente que emigra a Ecuador sobre el final de la Segunda Guerra Mundial. Una cruda verdad, llena de capítulos nefastos que aún hoy, un número reprochable de inescrupulosos se empeña en negar.
El periodista Juan Díaz, personaje inventado, es destinado a realizar las entrevistas a Renate, rescatando su memoria de una época tan dolorosa como inevitable para quienes la sufrieron en carne propia. Para ello, apela a la musa inspiradora y se esfuerza en evitar el más puro maniqueísmo. Es decir, los sucesos no han sido perpetrados únicamente por los nazis, también se alimentaron del mundo silencioso y hostil que falló a la raza humana. No es factible remitirse a la lucha entre buenos y malos. La maquinaria de Hitler encontró campo fértil para cumplir su cometido. Y, resulta obvio, que no provino de los judíos.
Escrutando en la infancia de Renate, Juan apunta que la niña ha nacido en un hogar excepcional donde reina el amor y el gusto por la cultura. Las peripecias que debe enfrentar para continuar con vida, la separación de sus padres, las circunstancias, la vida en el guetto podrían haber fracturado su personalidad. Sin embargo, forjan en la sobreviviente características personales entrañables. Más tarde las dudas, el temor, la amistad, la poesía, la huída, resultarán estímulos vivificantes.
Mención aparte debería significar su existencia en el Campo de Terezín, la Ópera Brundibár, y el hecho misterioso de vivir después de la muerte.
En cuanto al estilo, se constituye en parte importante por mantener el interés del lector, por construir una novela a dos voces que integra un relato dentro de otro. Cuatro ilustraciones en páginas internas complementan el texto, conjugándose con portada y contratapa, en el tono dramático que la narración requiere.
No falta el mensaje esperanzador, la mariposa de tonos multicolores conocerá la libertad.

Datos sobre la autora.
Sonia Noboa nace en Guayaquil, Ecuador. Su vocación artística la lleva a incursionar en la música y la pintura, sin dejar de lado su afición por los libros. A temprana edad se obsesiona con la lectura del Diario de Ana Frank y de allí parte su interés por conocer los acontecimientos relacionados con la Shoá. Su permanente contacto con jóvenes, dada su función de maestra, le permite realizar varias actividades destinadas al rescate de esta memoria.
En 1999 es Productora Ejecutiva de la Ópera Brundibar, que fuera montada 55 veces en el campo de concentración Terezín cercano a Praga. Esto le lleva a escuchar testimonios de sobrevivientes, entre ellos, el de una niña que cantó en la Ópera y que, en 1945, emigró a Ecuador. En 2003 realiza un nuevo montaje de la Ópera en su ciudad natal y el Taller Juvenil “El holocausto Judío” con la participación de varios colegios. En 2005 integra el panel denominado Más allá del Holocausto en el Colegio Experimental Británico Internacional.

Contacto exclusivo con la escritora.
El libro reseñado llegó a mis manos luego de haber participado en un congreso de Literatura Infantil y Juvenil, en Ecuador en el año 2009. El tema que elegí para la ponencia La censura libertina, controversia y objeto de estudio para la LIJ, comprende el sub-tema Las cosas por su nombre referente al tratamiento de (entre otros) la Shoá. Unos meses después del regreso a Uruguay, mi compañera de viaje y también expositora compatriota, me hace entrega de un ejemplar de La última mariposa del gueto, comentando cómo Sonia Noboa lo puso personalmente en sus manos. En antecedentes del camino que va tomando su obra, le comunica a la profesora “me alegro que se lo hayas pasado a otra persona. Creo que los libros tienen alas para volar hasta quienes los sepan apreciar o los necesite”. Cuando le informo que he sido yo la beneficiaria de su relato, que me interesa la temática, que he sido becada por Yad Vashem con la consigna de transmitir lo ocurrido en esa época tan aciaga, y que he visitado el campo de concentración de Terezín en donde Renate fue prisionera; comienza un vínculo de entendimiento mutuo. En uno de los mails recibidos me escribe: Has tenido el privilegio de conocer esos espacios donde sufrieron tanto las personas y los niños a quienes he dedicado mi libro y mis investigaciones. Yo no los conozco, pero les he visitado con los ojos de mi alma.

LA ÚLTIMA MARIPOSA DEL GUETO. Memoria a dos voces. Sonia Noboa Ribadeneira. Ilustraciones de Saphi. Editorial El Conejo, 2008. Quito – Ecuador.


[1] Se conserva el vocablo como está impreso en el libro original.