La Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto

Zapato y guantes de la pequeña Hinde Cohen

Cortesía del Departamento de Artefactos, Sección del Museo de Yad Vashem
Por Limor Bar-Ilan


Par de guantes preparado en el gueto de Kovno por Tzipora Cohen para su hija HindePar de guantes preparado en el gueto de Kovno por Tzipora Cohen para su hija Hinde

Introducción

Este artículo se centra en el Zapato y los guantes de la pequeña Hinde Cohen, deportada a Auschwitz [pronunciado Aushvitz] en la Aktzia [operación de agrupación y expulsión de la población civil - N. T.] de niños que tuvo lugar en el gueto de Kovno, el 27 de marzo de 1944, donde murió.

En el zapato que quedó en la cama de la pequeña su padre grabó la fecha de cuando se la llevaron. Sus padres - Dov y Tzipora Cohen - sobrevivieron la guerra. Ellos guardaron el zapato de su hija, el par de guantes que Tzipora le cosió con restos de tela, y su partida de nacimiento hasta que murieron.

Zapato de párvula de Hinde Cohen en el cual aparece grabada la fecha de su deportación hacia la exterminación.Zapato de párvula de Hinde Cohen en el cual aparece grabada la fecha de su deportación hacia la exterminación.

El relato

Al estallar la guerra, Tzipora y Dov (Berke) Cohen eran una pareja joven. Antes de la guerra, la pareja sufrió la experiencia del embarazo y nacimiento de un bebé que murió al nacer. Cuando los alemanes invadieron Lituania, donde ellos vivían, la pareja intentó escapar a los territorios de la Unión Soviética, sin lograrlo, y finalmente se hallaron de regreso en su hogar en Kovno. Cuando se cerró el gueto en la ciudad, Tzipora y Dov fueron también expulsados.

Aproximadamente medio año después, el 18 de enero de 1942, nació en el gueto su hija Hinde, que recibió su nombre en honor a la madre de Tzipora. A fines de noviembre de 1943, la pareja fue trasladada al campo de trabajo en Alksot, donde vivieron bajo condiciones extremadamente duras ejecutando trabajos opresivos.

Durante el día, los hombres y las mujeres iban al trabajo y los niños se quedaban en el campo con sólo un puñado de adultos y gente mayor. El 27 de marzo, camiones de expulsión llegaron al campo. A los adultos les hicieron salir a trabajar por otra puerta para que no pudieran ver los camiones que llegaban y obstruir el proceso de la expulsión.

Cuando los hombres y las mujeres regresaron al campo al terminar de trabajar se manifestó la magnitud de la desgracia y quedó claro que todos los niños del campo habían sido deportados a campos del Este. Posteriormente se supo que todos los niños fueron enviados al campo de Auschwitz, donde fueron asesinados. Dov y Tzipora fueron a la cama de su hija y allí encontraron uno de sus zapatos y los guantes que Tzipora le había cosido. Dov grabó la fecha sobre el zapato y juró guardarlo para siempre.

A continuación, Dov y Tzipora regresaron al gueto de Kovno y posteriormente escaparon al bosque. Fueron liberados por el Ejército Rojo y en 1947 nació su hija y en 1960 inmigraron a Israel.

Dov y Tzipora les pidieron a sus familiares entregar los objetos de su bebé a Yad Vashem y efectivamente, al morir ellos, su nieta entregó los objetos de Hinde Cohen, quien fue asesinada en Auschwitz, al Museo de Yad Vashem.


Zapato de párvula de Hinde CohenZapato de párvula de Hinde Cohen

Temas de Discusión

Adecuado para alumnos de la sección superior [secundaria].

Durante el Holocausto, muchas personas se vieron obligadas a afrontar el duelo sin la posibilidad de utilizar las herramientas que les eran conocidas. El ejercicio de las costumbres del duelo, como el sentarse "Shivá" [literalmente: siete; costumbre de luto entre los judíos según la cual los deudos de primera cercanía al difunto permanecen juntos en una casa durante los primeros siete días posteriores al entierro, recordando al difunto y recibiendo la visita y alimento de otros familiares y amigos – N. T.], se hizo muy difícil en los guetos e imposible en los campos, lo cual dificultaba la posibilidad de afrontar la pérdida.

Las herramientas que ayudan al duelo son un marco que tiene comienzo y fin y a través del cual se despiden de una persona querida. Todas ellas fueron negadas a los judíos durante el Holocausto y los dejaron con el dolor por la pérdida sin su procesamiento. Debe recordarse además que a veces los parientes no estaban informados con certeza de la muerte de sus seres queridos, sino que lo sabían sólo tiempo después.

Dov Cohen grabó en el zapato de su hija la fecha cuando se la llevaron. Cada uno de los objetos tiene mucho significado y simbolismo: tanto el zapato como el grabado de la fecha. Dentro de este contexto se pueden plantear varios temas posibles para la discusión y el diálogo:

  • Durante el Holocausto, el entierro privado y la puesta de la lápida se convirtieron en patrimonio de muy pocas personas. Además, se desconoce el lugar de entierro de muchas víctimas del Holocausto. ¿Qué significado reciben los objetos que quedaron ante la falta de un lugar de entierro conocido, tumba o lápida?
  • En vuestra opinión, ¿qué significado tenían los objetos que dejó atrás la pequeña Hinde Cohen, un zapato solitario y un par de guantes pequeños, para sus padres?
    • La observación de estos objetos hace recordar que se trata de artículos solitarios que quedaron de una vida entera: la referencia a lo poco que quedó realza el gran vacío que fue creado y todas las cosas que no existen – la carencia de una tumba y una lápida, una foto de la pequeña Hinde, un juego con el que jugó, un dibujo que dibujó.
  • Aniversario de la muerte – Yahrzeit [pronunciado Yurtzait] ¿Qué simboliza la fecha en que Hinde Cohen fue apartada de sus padres, que su padre grabó en el zapato de la niña?
    • Dado que no hay información acerca del día de la muerte de muchas de las víctimas del Holocausto, y a veces ni siquiera acerca del lugar y las circunstancias de su muerte, los familiares se aferran al recuerdo de los objetos.
      Además, ejecutan las costumbres de duelo del aniversario de la muerte tales como llevar a cabo una ceremonia recordatoria, decir Kadish [el rezo por el alma de los muertos – N. T.] y prender una vela recordatoria, en una fecha simbólica escogida por ellos o en la fecha en que se enteraron de la muerte de sus familiares.
      Es posible que para los padres de Hinde Cohen la fecha en que fue deportada haya simbolizado el aniversario de su muerte.
  • Muchos padres suelen guardar los primeros zapatos que calzaron sus hijos al dar sus primeros pasos. ¿En qué difiere el simbolismo que les atribuyen esos padres del simbolismo que recibió para los padres de Hinde Cohen el zapato de la niña?
    • El primer zapato de un niño simboliza por lo general los primeros pasos de una persona en su vida y recibe el significado del comienzo de la vida. Muchos padres lo guardan como señal de suerte y como un recuerdo. En contraste a ello, el zapato individual que quedó tras la ida de Hinde Cohen simboliza el fin de la vida y el gran vacío que se creó.
  • Después del Holocausto, el cúmulo de zapatos de las víctimas del Holocausto se convirtieron en uno de sus símbolos. Frente a la multitud de zapatos anónimos se encuentra el zapato de Hinde Cohen que relata su historia personal: su edad, el tamaño de su cuerpecito e incluso la estación del año en la que se la llevaron. A diferencia de todo otra prenda de vestir, el zapato recibe en sí la huella de la persona que lo calza. Dentro de este contexto se puede discutir acerca del significado simbólico del zapato y de la narrativa personal que cada zapato cuenta sobre su dueño.
  • En vuestra opinión, ¿por qué eligieron Dov y Tzipora entregar los objetos de su pequeña hija a Yad Vashem y no dejarlos en la custodia de la familia? ¿Por qué pidieron a sus parientes que entreguen los objetos, y no lo hicieron ellos mismos cuando estaban en vida?
    En este contexto se puede conversar con los alumnos acerca del gran valor sentimental de los objetos, que en muchos casos es lo único que quedó de un hogar que existió, de una familia, de una persona que ya no está, de una infancia truncada en flor. Al entregar objetos a Yad Vashem los dueños del objeto se aseguran que éste no desaparecerá o será olvidado aún después de haberse ido ellos, sino que será guardado e incluso relatará su historia en el futuro.