La Escuela Internacional para el Estudio del Holocausto

Encuentro con Katrin Himmler.

Por Dr. Jaime Romanowsky


Era el mes de Julio, un día gris y lluvioso en el centro de Berlín. Después de largos meses de espera, había llegado el día de encuentro entre el pasado y el presente. En un café cercano a la estación central, una mujer rubia, sentada sobre su bicicleta, aguardaba nuestra llegada. Un cierto nerviosismo fue aligerado con una bienvenida cálida y amigable.

Esta reunión se derivó de la lectura de un libro presentado un par de años atrás en una famosa librería en la ciudad de Oxford, Inglaterra. Su título: “The Himmler Brothers”; su autora Katrin Himmler. Y uno se pregunta: ¿Quién es Katrin Himmler?
Nació en Alemania en el año de 1967. Completó sus estudios en Ciencias Políticas. Además del alemán, domina el inglés y el español. Katrin, sobrina-nieta de Heinrich Himmler, el infame líder de la S.S. nazi (considerado como el más grande asesino en la historia de la humanidad), decidió investigar el obscuro pasado de su familia. El texto se remonta a sus bis-abuelos, Joseph-Gebhard (1865-1936) y Anna Himmler, quienes tuvieron tres hijos: Gebhart (1898-?), Heinrich (1900-1945) y Ernst-Hermann (1905-1945 abuelo paterno de Katrin). El bis-abuelo estudió filosofía, griego y latín. Posteriormente fue nombrado director de una escuela secundaria. Católico extremo, metódico y autoritario.
El libro “The Himmler Brothers”, publicado en 2007 por MacMillan ha sido traducido del alemán a varios idiomas (aún no ha sido traducido al Castellano). En él, Katrin describe con detalle y honestidad los antecedentes culturales e ideológicos de su familia. Relata la forma como los Himmler fueron educados y las circunstancias bajo las cuales los tres hermanos se enlistaron como miembros del partido nazi. Heinrich logró una posición de mando, donde siempre protegió a su hermano menor. Frecuentemente imponía su voluntad sobre él y los demás subordinados. Heinrich estudió para ser Ingeniero agrónomo y posteriormente obtuvo un doctorado. Ernst estudió Ingeniería eléctrica y se dedicó a las telecomunicaciones. Posteriormente trabajó en el ministerio de propaganda y bajo las órdenes de Joseph Goebbels, fué encargado de la estación oficial de radio del partido nazi en Berlín.
En los años noventas, Katrin conoció en Alemania a un joven extranjero y con el tiempo se enamoró de él. Su nombre es Dani, un joven israelí.
En 1997 Katrin logró el acceso a los archivos federales nazis en Berlín. Ambos viajaron mas tarde a Cracovia, para investigar sobre las atrocidades y exterminio de gran parte de la familia de Dani. Por otro lado, encontraron documentos sobre la autorización del exterminio judío en Europa, autorizados por su tío-abuelo Heinrich. En Polonia pudieron atestiguar algunos de los sitios donde se perpetraron los mayores genocidios de la era nazi.
Su relación con Dani fue creciendo y tiempo después contrajeron matrimonio. Ahora tienen un hijo de casi 11 años de edad. Recientemente se separaron.

Éstas son algunas de las preguntas efectuadas durante nuestro encuentro:

-¿Qué te motivó a publicar un libro sobre la vida de la familia Himmler?

Desde niña tuve la curiosidad por conocer los antecedentes de mi familia. No conocí a mi abuelo paterno. Mi padre no lo mencionaba con frecuencia. Toda relación con ese pasado estaba “escrita y terminada”. A menudo encontraba entre nosotros barreras que yo no podía ver ni entender. Mi abuela Paula (esposa de Ernst, murió en 1986), respondía con silencio y lágrimas.
La historia liga a Alemania como iniciadora de ambas guerras mundiales. Al ver mi apellido dentro de la lista de los perpetradores de la Segunda Guerra Mundial, decidí preguntar a mis padres, tíos y primos. Mis padres siempre hablaron con la verdad sobre todo lo que sabían. Otros familiares decían que ese capítulo de la historia familiar estaba cerrado. Algunos decían que el antecedente familiar nazi era el mayor orgullo de la familia. Decidí acudir a los archivos y bibliotecas para consultar las fuentes de información publicadas y directas.

-¿Qué encontraste en los antecedentes familiares?

Descubrí que mi familia era académica, estricta y de principios morales. Mi bisabuelo era director de una escuela, tenía 3 hijos varones e insistió en una educación superior para ellos. El destino jugó un papel importante en la vida de los hermanos Himmler. Heinrich y Gebhart conocieron a Hitler y se enlistaron en el partido nazi, posteriormente lo hizo Ernst. El partido tomó fuerza y Heinrich fue nombrado en puestos superiores de confianza dentro de las campañas. Al igual que muchos miembros del partido, Heinrich decidió imponer los prejuicios racistas que a la postre causaron la muerte de más de 50 millones de personas.

-¿Existen miembros de tu familia que todavía apoyan la ideología nazi?

Sí, pero para ser honesta, yo no tengo relación con ellos.
Los considero radicales y retrógradas.

-A partir del 2007 saliste a la vida pública como escritora y familiar directa de los perpetradores. ¿Has tenido alguna amenaza, ya sea de parte de sobrevivientes, hijos de sobrevivientes ó alguna otra organización judía?

Sí he tenido amenazas, la mayoría de ellas por correo y telefónicas, pero NUNCA de judíos, sino de miembros y familiares de partidos neo-nazis, los cuales me acusan de escribir en contra de la ¨grandeza del nacional socialismo¨. A veces siento, como dice el dicho: “Me metí a la boca más de lo que puedo masticar”…..

-¿Qué opinas de los comentarios acerca del Holocausto efectuados por los presidentes Ahmadinejad de Irán ó Chávez de Venezuela?

Creo que es absurdo negar el holocausto. Las pruebas son contundentes, absolutas, indiscutibles y de dominio público. Basta con ir a los diferentes campos de exterminio y/o a las bibliotecas y archivos. Algunos tratan de manejar la historia según su conveniencia. “El peor ciego es quien no quiere ver…”

-¿Qué le vas a enseñar a tu hijo con respecto a esa etapa?

Mi compromiso es que sepa toda la verdad. Quiero que viva y estudie por un mundo mejor, libre de prejuicios. Para él va a ser muy difícil entender la razón (¿?) por la cual un lado de su familia trató de exterminar al otro lado.

-Una pregunta personal, si quieres no la respondas.
Por diferentes motivos te separaste de tu esposo israelí.
¿En algún momento de enojo llegaste a pensar….tenías que ser judío, ó que él te dijera: tenías que ser la nieta de un nazi?

Con toda honestidad tengo que responder. NO. Dani siempre será el padre de nuestro hijo. Nuestras diferencias nunca estuvieron relacionadas con la religión.

-¿Te interesaría visitar México, dialogar sobre tu libro y el mundo actual?

Mi hijo es todavía pequeño. No me agradan los viajes tan largos en avión, sin embargo me gustaría conocer México. Quizás algún día no muy lejano iré para allá.

Nuestro encuentro llegó a su fin. Katrin subió a su bicicleta y con un gesto agradable se despidió. Este momento dejó una huella en nosotros. Habíamos encontrado en ella una persona que se atrevió a dar un testimonio de una época histórica que marcó a muchas generaciones y que jamás debemos olvidar.